El listón, como los toros, por el suelo

Ampliar Portada


El listón, como los toros, por el suelo

  • Manuel Jesús "El Cid": de Prusia y oro: dos pinchazos y estocada (silencio). Estocada muy trasera y un descabello. Leve petición, una oreja.
  • Miguel Ángel Perera: de negro y oro: Un pinchazo y estocada caída (Saludos tras aviso). Un pinchazo, buena estocada y descabello (Saludos tras aviso).
  • Daniel Luque: de verde y oro: dos pinchazos (pitos). Buena estocada (silencio).

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

San Isidro 2011 El protagonista hoy debería haber sido el toro. Con eso de que había salido de la lista negra esta ganadería por su buen y esperanzador comportamiento del año pasado, íbamos a la plaza con la esperanza de que con este cartel y toros con ciertas garantías podíamos ver algo. La memoria de “Cubilón” estaba presente. Pues no, el ganado pésimo, sobre todo los tres primeros. El primero, aunque no fue devuelto lo mereció. Don Trinidad no se atrevió a abrir plaza con un toro al los corrales.

El Cid, en su primero, como si no existiera; mal lidiado, sin nada para anotar en los tres tercios. En el cuarto, en cambio, si hubo cosas para anotar. El Presidente, con prisas, saca el pañuelo y consiguientemente se da el primer puyazo con el caballo que hace puerta. El Boni nos da una clase maestra de cómo llevar el toro al otro caballo sin darle un solo capotazo. Con la debilidad del toro, gracias a la excelente lidia del Boni, El Cid pudo hacer, con mucho cuidado, una faena tipo enfermero, sacar una buena tanda de cuatro pases naturales que conectaron inmediatamente con los tendidos, volviendo loco a más de un buen aficionado. Mató con una estocada trasera y su correspondiente descabello. Hubo petición minoritaria y considerando el presiente que era mayoritaria otorgó una oreja no merecida y protestada por un sector de la plaza.

San IsidroMiguel Ángel Perera, al serle devuelto su primero escoge correr turno. El sobrero es protestado de salida por su tamaño y presencia. Picado levemente, con manifiesto peligro por su cuerno derecho, avisa varias veces y Miguel Ángel es volteado aparatosamente, sin consecuencias, salvo que tuvo que terminar la tarde con unos vaqueros sobre la taleguilla destrozada. Estuvo valiente y supo aprovechar lo poco que tenia el toro. Fue aplaudido y salio a saludar. Mucho menos hizo ayer El Juli y le regalaron una oreja. En el quinto se fue a los medios e hizo su faena habitual que no conectó con los tendidos y muy posiblemente fuera porque ya los aficionados nos sabemos de memoria la secuencia de sus pases, siempre igual. No hay emoción; aburrimiento, pitos y algunas palmas de tango; tan sólo los saludos de sus incondicionales. Debe cambiar su faena tipo.

Daniel Luque, no escogió correr turno cuando se devolvió el tercero, saliendo primero el segundo sobrero. Levemente picado, poco pudo hacer sino aburrir al público, ya que el toro no tenía dos pases seguidos. Lo intentó todo pero el aburrimiento estaba garantizado. De su segundo toro lo único reseñable fue la gran estocada. Hoy tocaba la resaca después de la supuesta locura de ayer y la clara candidatura de volver a la lista negra de esta ganadería, algo que ya apuntó en la última feria de otoño y confirmó hoy.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos