Encastes en peligro de extinción y Concurso “desierto”

Ampliar Portada

29 septiembre 2013 | Escrito por Carlos M. Hernández Basilio | Fotografías de Constante

Interesaba mucho a los escasos y buenos aficionados de Las Ventas, el poder analizar y comparar el comportamiento de las reses de seis diferentes encastes de los llamados “minoritarios”. No estaría mal que nuestros activos ecologistas, que con tanto interés cuidan de especies “en peligro de extinción”, lo que aplaudimos de verdad, nos echaran una mano para salvar estos y otros encastes del toro bravo, en verdadero “peligro de extinción”, en muchos casos consecuencia de las endebles bases sobre las que está montado el “negocio” de los “taurinos”.

Y otra vez un Concurso de Ganaderías declarado “desierto”. Las corridas (de toros o de novillos) en las que se va a realizar un Concurso de Ganaderías, deberían ser un momento cumbre de la temporada, y caracterizarse por una exigencia especial a los matadores y sus cuadrillas para dar una lidia adecuada en todos los tercios, y especialmente en el tercio de varas, en el que aficionados y ganaderos van a calibrar las condiciones de bravura, fuerza, casta y nobleza de los diferentes astados. Pues bien, esta novillada, que en algunos momentos hubiera traído a mal traer a las figuritas del G-10, fue dejada en manos de tres voluntariosos novilleros, que, entre los tres no se habían vestido de luces más de cinco tardes en la temporada pasada. La novillada puso también de manifiesto la crisis que atraviesa la suerte de varas. Convertida, tarde tras tarde, en un trámite sin torería ni emoción, nos encontramos, salvo honrosas excepciones, sin picadores capaces de ejecutar esta bella suerte como se debe en una corrida concurso.

1º) Garbancito. Juan Luis Fraile (Encaste Santa Coloma línea Graciliano Pérez Tabernero). Nº 8, Nacido en Diciembre del 2009. Negro. 452 Kg. Bien presentado, va tres veces al caballo, arrancándose con alegría, aunque saliéndose suelto en el segundo puyazo. Embiste con clase, aunque desarrollando sentido en la muleta. Mal lidiado. Aplaudido en el arrastre.

2º) Batanerillo. Sánchez Cobaleda (Encaste Vega-Villar). Nº 35. Nacido en Diciembre del 2009. Negro, bragado, meano, lucero, calcetero). 451 Kg. Aplaudido de salida. No se emplea en el caballo. Peligroso y manseando en la muleta. Pitos.

3º) Morisqueño. J.J. Moreno Silva (Encaste Saltillo). Nº 35. Nacido en Abril de 2010. Cárdeno. 509 Kg. Cárdeno, y muy en Saltillo. Dos varas cabeceando y repuchándose. De más a menos en la muleta.

4º) Pelotera. Manuel Quintas (Encaste Martínez-Jijona). Nº 38. Nacido en Mayo de 2010. Berrendo en negro, Aparejado. 497 Kg. Gran ovación de salida. Recibe un duro castigo en dos varas en terreno de chiqueros, a pesar de lo que fue con alegría y empujó con estilo en contra querencia, en suerte deslucida por la mala actuación del piquero. Aplomado y flojo en la multa. Aplaudido en el arrastre.

5º) Fumisto. Paloma Sánchez-Rico (Encaste Clairac-Gamero Cívico). Nº 66. Nacido en Noviembre de 2009. Negro, listón, chorreado. 525 Kg. Aplaudido de salida. Sin apretar en varas, bien picado por Antonio García. Defendiéndose y saliendo con la cara alta en la muleta.

6º) Potrero. La Interrogación (Encaste Santa Coloma línea Coquilla). Negro. Nacido en Octubre de 2009. 538 Kg. Entra cuatro veces al caballo con clase y empujando, a pesar de lo rematadamente mal que ejecuta la suerte José Antonio Ruiz. Aplomado pero dejándose en la muleta. Aplaudido en el arrastre.


Francisco Pajares: 1º) Pinchazo sin soltar y estocada tras un aviso SILENCIO. 4º) Espadazo que hace guardia y estocada caída. PITOS tras aviso.

Jesús Fernández : 2º) Estocada tendida y contraria y ocho descabellos. Un aviso. SILENCIO. 5º) Pinchazo sin soltar, y dos pinchazos más. SILENCIO.

Alberto Escobar: 3ª) Buena estocada SILENCIO 6º) Espadazo echándose fuera, pinchazo y media saliéndose. SILENCIO.


Presidencia: Don Justo Polo Ramos. Sin problemas.

Las cuadrillas: han tenido, en general, una actuación deslucida impropia de una novillada concurso de ganaderías, nos quedamos con la labor de los varilargueros Francisco María en el primero, y Antonio García en el quinto. Dos buenos pares de banderillas de Tomás López en el sexto.

Incidencias y otros: Al concluir el festejo, el jurado calificador de la novillada concurso de ganaderías hizo público su veredicto, DESIERTO, en una decisión que consideramos acertada.

Tarde desapacible y, con rachas de viento que afectaron a la lidia.

Tres cuartos, escasos de entrada.


El extremeño Francisco Pajares tuvo el mejor lote de la novillada, aunque en su descargo hay que decir que fue el más molestado por el viento. Logró algunos muletazos sueltos, aunque en general le faltó citar cruzado y dando sitio al novillo. Encimista, abusó del hilo del pitón, sin alcanzar lucimiento a pesar del mucho tiempo que pasó en la cara de sus enemigos. Mal con los aceros.

El catalán Jesús Fernández fue el que demostró tener más sitio de la terna. Valiente en el peligroso segundo, en el que resultó cogido y aplaudido con el capote en el quinto. Demostró ganas y oficio; quizá debió aplicar una lidia diferente, doblándose por bajo al inicio de sus faenas para poder a los dos difíciles novillos que le tocaron en suerte.

Poco que destacar del madrileño Alberto Escobar, al que, en todo momento, le vino grande el difícil compromiso al que se enfrentó. Mal colocado, sin quietud y con continuos enganchones, mató bien al tercero.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos