¡Enhorabuena GANADERO, así se viene a Madrid!

Ampliar Portada

Plaza de toros de Las Ventas, feria de Temporada. Festejo del 28/04/2019 con novillos de Julio García -

Novillos de Julio García (Toros de Sando) de Salamanca, procedencia Juan Pedro Domecq Díez/Jandilla/Fuente Ymbro. Muy bien presentados (como se merece esta plaza), de buenas hechuras, rematados, serios de cara, duros de patas y sin perder las manos durante su lidia. Excepcional en su conjunto, salvo el 1º que fue un manso de libro. El 2º, 4º y 5º tuvieron muchas opciones en el último tercio. Destacaron los encastados a bravos 3º y 6º, animales con mucha emoción y muchas cualidades de las que tiene que tener un animal bravo. Corrida de novillos de las que hacen y levanta la afición. Saludó el mayoral de la ganadería al terminar el festejo.


Kevin de Luis (presentación), (Burdeos y oro), estocada tendida y seis descabellos, silencio. Pinchazo y estocada desprendida, silencio.

Lagartijo, (Blanco y oro), media estocada y un descabello, saludos. Dos pinchazos, estocada entera tras dos avisos, silencio.

Ignacio Olmos (presentación), (tabaco y oro) pinchazo y bajonazo, vuelta al ruedo protestada. Pinchazo, estocada entera y dos descabellos tras aviso, saludos.


Presidente: D. Trinidad López-Pastor Expósito. Sin complicaciones durante el festejo.

Tercio de varas: ¡Una verdadera vergüenza! Es entendible que no acierten en picar en lo alto, se entiende que son humanos y se puede marrar. Lo que no se entiende es que TODOS los puyazos tengan una colocación trasera o caída (algunas veces las dos) y no se rectifique. Algunos de los picadores, lejos de rectificar, incluso llegando a barrenar en puyazos paletilleros o en el espinazo. ¿Hasta cuando tenemos que aguantar esta vía libre de carnicería gratuita? ¡Sanciones a picadores que denigran su profesión, YA! Quitando el manso primero, y el cuarto que salió suelto de su encuentro al caballo, el resto de novillos empujaron en varas, con la cara abajo, sin hacer sonar el estribo, con mucha fijeza y prontitud. Notable alto en el caballo.

1º- “Justo”, nº 8, 501 Kg, barroso. Manso de libro, con mucha querencia a tablas desde la salida, salió suelto en sus encuentros con los del castoreño, el peor del encierro.

2º- “Espléndido”, nº 7, 480 Kg, negro listón. Primer puyazo caído y segundo puyazo en lo alto. Bien el novillo en varas, con franqueza y empujando con los dos pitones abajo del peto. Palmas en el arrastre.

3º- “Víboro”, nº 9, 490 Kg, negro listón. Novillo encastado a bravo. Empujó en los dos puyazos, cumpliendo muy bien en varas. Ovación en el arrastre.

4º- “Caudillo” nº 11, 530 Kg, negro. Aplaudido de salida. Primer y segundo puyazos traseros, saliendo suelto en ambos.

5º- “Gañito”, nº 1, 491 Kg, negro. Aplaudido de salida. Empujó bien el novillo en los dos puyazos traseros y caídos.

6º- “Iluminado” nº 2, 491 Kg, negro. Aplaudido de salida. Novillo encastado a bravo, empujando bien en ambos puyazos traseros. Ovación fuerte en el arrastre.

Cuadrillas: Destacar un buen par de Curro Robles en el 4º y una gran brega de Rafael González en el 6º, se lo ovacionó pero no llegó a saludar por estar cerrando al toro para el tercio de muleta.

Otros:Parte médico: Durante la lidia del tercero resultó herido Ignacio Olmos con herida por asta de toro en la cara interna del muslo izquierdo de 15 centímetros con dos trayectorias y pronóstico leve, salió para lidiar el sexto novillo. Resultó herido durante la lidia del segundo el banderillero Reyes Mendoza, que sufrió diversas heridas y contusiones en la zona izquierda de su rostro. Pronóstico reservado.

Como viene siendo habitual, y como bien ha denunciado a través de redes sociales nuestra asociación, durante estos primeros festejos de la temporada, solo realiza el paseíllo un único tiro de mulillas, cuando lo tradicional es que sean dos tiros (antiguamente era uno para los toros y otro para los caballos). Según la empresa (a través de las redes sociales) solo lo harán cuando sea en festejos de feria o festejos extraordinarios, menospreciando así a los festejos de la temporada venteña. Un error grave que se pierda este tipo de tradiciones.

Dia de las Elecciones Generales a la presidencia de España. Tarde agradable y calurosa, con una asistencia de 6.187 espectadores, según la empresa.


La tarde de ayer quedará en el recuerdo para los poco más de 6.000 aficionados que acudieron a Las Ventas, como una tarde importante para valorar al terminar la temporada. Pocos festejos se podrán ver tan encastados, interesantes o completos a lo largo del año. Sería buena noticia para la afición, si muchos de los festejos que nos quedan superan a este.

La ganadería de Julio García volvía a Las Ventas tras tomar antigüedad el pasado año (en el que lidió un encastado novillo de nombre “Caudillo II”). Novillada bien presentada en el que tal vez el poco bagaje y experiencia de los novilleros y en algún caso la espada, hizo que muchos de los novillos se fueran con las orejas al desolladero.

Abría la tarde Kevin de Luis (presentación) en el que le tocó al peor del encierro, el primero de la tarde, el garbanzo negro del encierro, o en este caso “barroso”. El novillo muy abanto de salida, mostró su mansedumbre durante los primeros tercios, saliendo suelto del caballo y buscando constantemente las tablas y los terrenos de chiqueros. Alguna serie ligada por el derecho y poco más. En su segundo un novillo serio, el cuarto de la tarde, no aprovechó el buen pitón derecho del novillo, faltó acople y tal vez emoción para que la faena calará en los tendidos. Poco que destacar.

Lagartijo, le tocó en suerte un primer novillo (el segundo de la tarde) muy interesante, y que no pudimos ver, me explico a continuación. Lo paró bien a la verónica, donde el novillo repitió y humilló con casta por los dos pitones. Tras un buen tercio de varas por parte del novillo y tras las banderillas, Lagartijo en la faena de muleta empezó a ligar series por el pitón derecho, pero no sabemos  por qué acortó las distancias (lo ahogó). Toreo de cercanías que el novillo no agradeció. Tuvo buena condición en la muleta pero un excesivo acortamiento de los terrenos por parte del torero nos privó de ver bien al novillo. Terminó con redondos, bernardinas, todo cara a la galería, lo importante (el toreo de distancia y fundamental) no lo había realizado.

Como no hay quinto mal, o eso suelen decir le tocó en suerte otro novillo interesante, tras un tercio de varas demencial, el novillo no se cansó de embestir, y en el que faltó mucho temple y acople en el trasteo de muleta. Faena eterna de tiempo, pesada, sin estructura, sin mando, sin saber como meter mano a semejante oportunidad de oro. Se alargó tanto la faena que llegaron a sonar dos avisos. Demasiado pase y muy poco toreo.

Por cierto, no actuó bien Lagartijo durante la lidia del tercer novillo, en lugar de hacer el quite a los banderilleros, en una primera vez, corrió para atrás y en otra se limitó a mover el capote, sin hacer correctamente el quite al banderillero. Mal detalle hacía sus compañeros.

El lote más encastado se lo llevó Ignacio Olmos (presentación). El tercero de la tarde fue un animal encastado, empujando y cumpliendo en varas. Empezó su faena por alto, y el animal pedía mucho mando y poder. Lo consiguió en varias tandas por el pitón derecho, con mucha emoción, bajando la mano, y aguando como reponía a gran velocidad el novillo y con mucha humillación, mucha casta que dominar. En un cambio de mano fue prendido por el pitón izquierdo, algo premonitorio. Con la muleta en la zocata, le prendió de fea manera, en el que le propinó una cornada de 15 cm. No estuvo acertado con los aceros y dio una vuelta al ruedo protestada. Aun así estuvo dispuesto y digno.

Salió de la enfermería para torear al sexto, algo con mucho mérito teniendo en cuenta la cornada (tiene hambre por ser torero).Novillo aplaudido de salida, perfecto de hechuras. Demostró bravura en el caballo, pero los varilargueros no tuvieron su día. Tras una buena brega de Rafael González, basó toda su faena por la mano izquierda “la mano de los billetes” como suelen decir. El novillo tuvo muchas cualidades, tuvo prontitud, fijeza humillación, motor…

Olmos dio buenos naturales pero tal vez, por la cornada acortaba las series, sin poder exprimir al novillo. Aun así dejó buen sabor y remates de gran calidad. Si hubiese matado bien, hubiese cortado una oreja, que no le hubiera protestado nadie. Muy digno toda la tarde, y como no ovación fuerte al novillo en el arrastre.

Novillada CANDIDATA para el premio al mejor encierro del 2019 que otorga esta Asociación.

¡Enhorabuena GANADERO, así se viene a Madrid!

Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos