Entrega de premios 2017 y tertulia con Victorino Martín

Ampliar Portada

El pasado jueves 22 de febrero se produjo uno de los actos más importantes de los que celebra la Asociación el Toro de Madrid, así lo señalo nuestro Presidente Roberto García Yuste. Se producía la entrega del premio al Mejor Toro de la temporada en la plaza de Las Ventas. En la pasada asamblea general y después de la votación de los socios, resulto vencedor por número de votos, “Pastelero” de la ganadería de Victorino Martin, que le toco en suerte al murciano Paco Ureña, quien después del fallo con los aceros, se tuvo que conformar con la vuelta al ruedo. El encierro más completo, al igual que sucedió el año pasado, quedo desierto. Un dato curioso, es que el ganadero de la “A” coronada, es el primero que recibe de esta asociación.

Como viene siendo habitual el acto comenzó con la entrega de las placas a los socios que han cumplido 10 años como miembros, también se entregó el premio al mejor cronista joven (Andrés Sánchez). Rosa Heras fue la encargada de leer el acta de la votación de la Asamblea. Después cogió  el protagonismo Yolanda Fernández Cuesta, que le toco realizar la crónica de ese día. Con su gran utilización de la pluma, nos detallo al completo todo lo sucedido, siempre es un placer escucharla. Esto se completo con un pequeño articulo de Pedro detallando el comportamiento de “Pastelero”, que lo podemos encontrar en el último boletín de “La Voz de la Afición”.

Después de todo esto, tomo el protagonismo el ganadero premiado. Quien se sintió muy agradecido por el reconocimiento de una asociación como la nuestra, con la que se siente muy identificado por el tipo de espectáculo que defendemos. Le encanto el toro premiado, un animal con bastante casta y raza, que emociono a los tendidos, poniendo en serios aprietos al espada. Para Victorino el diestro murciano, estuvo bastante a la altura de su oponente y de matarlo bien, podría haber salido en hombros. En lo que sí que no se pronuncio, fue si, era merecedor de la vuelta al ruedo. Pero parece ser que muchos presidentes, solo premian el comportamiento del toro, si el torero le ha cortado los apéndices.

Él le debe mucho a esta plaza, la cual le relanzo a su padre cuando empezó con la ganadería. No nos olvidemos de la famosa “Corrida del Siglo” y que es el único ganadero que tiene un reconocimiento en la Puerta Grande. Entiende la exigencia que se tiene con él, siempre que se anuncia, esto le motiva para mejorar siempre y no relajarse. Conoce a la perfección el gusto de sus abonados, ya que el desde que era crio acudía  a los tendidos como aficionado.

Preparar un encierro para esta plaza, no es nada fácil. En Madrid, se pide un tipo de animal muy cuajado y hondo, esto provoca que muchos de ellos se saquen sus ganaderías de tipo. Muchos aficionados le recriminaron la presencia de muchos de los toros que se lidiaron en el mes de mayo, incluso el baile de corrales en los días precedentes. El principal problema para Victorino, es la báscula, que en muchas ocasiones no nos refleja el peso real del animal. El año pasado existían muchas diferentes entre la corrida que trajo el Domingo de Ramos y la de San Isidro.

Nos comento como en los próximos años, van a tener los ganaderos, muchos problemas para tener animales cuajados para plazas de primera. Este año según él, ha sido totalmente catastrófico en lo climatológico, debido a las pocas precipitaciones, esto hace que este todo muy seco y tengan que hacer un gran desembolso económico con la compra de piensos. Esto va provocar que muchos ganaderos, se vean obligados a dejar la actividad, porque no disponen de recursos.

Ha sido un gran año para ellos, con muchos toros importantes y corridas completas como la de Ciudad Real. Nuestro presidente Roberto, le cuestiono sobre que toro le gusto más “Pastelero” o “Paltino” lidiado en Sevilla por Antonio Ferrera. Victorino no se anduvo con tapujos y se decanto por el toreado en Madrid, ya que fue un animal bastante más bravo y encastado.

Siempre define por criar el toro por y para el aficionado. “Busco una res que emocione a los tendidos y permita el triunfo de los espadas, pero con animales bravos y encastados.” Siempre los grandes espadas, que han marcado un papel importante en la historia de la tauromaquia, han entendido sus animales. Uno de los asistentes al acto, le pregunto sobre cómo se encontraba el veto que le puso su padre al espada madrileño Julián López “El Juli”. Victorino nos contesto diciendo que este fue un caso aislado que se produjo en el año 2003, ya está zanjado. Incluso después de ese año, llego a anunciarse de nuevo con el hierro de las “Tiesas de Santa María”.

A lo largo de su carrera se ha declarado un defensor de la variedad de encastes. Cuando fue directivo de la Unión de Criadores del Toros de Lidia, tenía en mente muchas medidas para defender esta variedad genética, pero se encontró con muchas trabas. Aparte del hierro de Albaserrada, cuenta con el de Monteviejo con el que lleva 20 años en su poder y con el que se encuentra muy ilusionado teniendo compromisos importantes a corto plazo. Por el contrario del de Urcola, quiere desprenderse pronto. Los aficionados que demandamos todo esto, luego debemos responder acudiendo a la plaza, cosa que no siempre ocurre lamentablemente.

Otro tema que se toco en profundidad, fue el de su reciente nombramiento como presidente de la “Fundación del Toro de Lidia”. Esta tiene que ser la casa de todos, para acciones de promoción y defensa de la tauromaquia según sus palabras. No se deben tocar temas profesionales, hay antecedentes de otros organismos anteriores que cuando tocaron temas profesionales se acabaron y fracasaron. Según Victorino cada grupo profesional debería de tener su asociación y lo estrictamente profesional debe tratarse en otros foros. La casa la debemos comenzar a construir por los cimientos, cuando esto no está bien asentado, la casa corre riesgo de venirse abajo. No le entra en la cabeza, como el mundo de la tauromaquia puede estar tan marginada por los políticos, cuando es el segundo espectáculo de masas, uno de los que mas recauda por IVA incluso por encima del sector del cine. Nos dijo que la lo que los aficionados debemos hacer para defenderla, es no amedrentarse y declarar nuestra pasión, sin importarle que pensaran o como seremos vistos.

También se tocaron otros temas residuales como la situación en la que se encuentra la Escuela Taurina y la Venta del Batan. El ganadero nos dijo como la alcaldesa Manuela Carmena esta prevaricando con este tema y la Fundación está haciendo una gran labor, siempre en un segundo plano. Pero nosotros no podemos olvidar que su padre, fue uno de los primeros ganaderos, que se negó a exponer sus toros en ese maravilloso enclave.

Las palabras finales del acto fueron muy emotivas, teniendo un cariñoso recuerdo hacia su padre, recientemente fallecido y el enorme legado que le ha dejado. Su predecesor, fue una persona de muy pocas palabras, pero que con su trabajo y sacrificio, era más que suficiente. Concluyo diciendo que el futuro en su casa esta mas que garantizado con su hija.

Y así se nos pasó algo más de dos horas de tertulia, hablando de lo que más nos gusta. La fiesta de los toros. 

Escrito por Mario de los Reyes Muñoz


El pasado jueves 22 de febrero la Asociación El Toro de Madrid, a la cual pertenezco, trajo como protagonista a Victorino Martín en una de sus más que habituales invernales tertulias taurinas. Se habló mucho y con mucho sentido y conocimiento de toros en una tertulia muy amena y de muy rico contenido. Además Victorino recogió el premio al mejor toro de la temporada venteña por Pastelero, aquel toro que lidió Paco Ureña y que fue un torrente de casta, bravura y poder, las tres principales condiciones que debe tener un TORO. Paradójicamente Victorino nunca había recibido este premio y tuvo que ser este su primero, lo que significó también un pequeño homenaje a su padre, el mejor ganadero de la historia.

Antes de comenzar la tertulia se hizo un reconocimiento a varios socios por sus 10 años formando parte de la Asociación.

Además se me hizo entrega del premio a la mejor crónica joven, hecho que para mí supuso un gran honor, al ser reconocido por los aficionados más exigentes del mundo y que no hace más que reconocer mi trabajo en defensa de una fiesta íntegra y basada en la verdad. Fue todo un honor recibir este reconocimiento en manos de Roberto García Yuste, presidente de la Asociación y gran aficionado al que muchos deberían tomar como ejemplo y de Victorino Martín, del que sobra cualquier palabra que pueda decir.

Tras todo esto, transcurrió la tertulia entre las preguntas de los asistentes y las respuestas de Victorino, que no dudó en mostrarse con amabilidad ante todo el mundo y explicó temas de interés, como la labor que ejerce la Fundación El Toro de Lidia, que él preside; el momento en el que se encuentra la fiesta y el putrefacto sistema taurino que algunos tienen montado; o el momento en el que se encuentran sus tres ganaderías -Victorino Martín, Urcola y Monteviejo- y los planes de futuro que tiene con cada una de ellas.

Escrito por Andrés Sánchez


Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.


Victorino Martin

Comparte esta publicación

Te Recomendamos