Fiesta a la mediocridad

Ampliar Portada

Plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Domingo de Resurrección. Corrida de Toros.

Tarde nublada de temperatura agradable y sin un apéndice de viento. Un tercio de plaza, muy pobre entrada para un día tan especialmente taurino. Se han lidiado seis toros bien presentados, de la ganadería El Torero, encaste Juan Pedro Domecq Díez, en líneas generales mansitos pero con calidad, incluso alguno cumplió en varas, pero les faltó poder por su falta de fuerza, flojos el 1º y 2º, destacando por su noble y algo de casta el 5º y 6º, al que se dio la vuelta al ruedo, por pura decisión de la presidencia, sin que nadie, que yo me diera cuenta, lo pidiera. Toros que se movieron mucho y con alegría, y algunos de ellos con fijeza, pero desaprovechados, aunque en la reseña ponga que se cortaron tres orejas, y es que el festival de casquería ha sido impresionante…


DAVID MORA. Verde y oro. En su 1º entera tendida, un aviso. Silencio. 2º entera desprendida, un aviso. Vuelta al ruedo después de leve petición de oreja.

DANIEL LUQUE. Azul marino y oro. En su 1º, entera haciendo guardia, pinchazo y entera trasera provocando derrame. Silencio. 2º tres pinchazos y casi entera atravesada. Silencio.

ALVARO LORENZO. Azul rey y oro. En su 1º, entera desprendida, una oreja. En su 2º entera desprendida, un aviso, dos orejas.


VARAS. Quisiéramos volver a ver una suerte de varas con toda su verdad, con pureza y emoción. Hoy tampoco ha sido el día de disfrutar de una suerte que poco a poco va quedando en un mero trámite, pero también hay que decir, que no ha sido de los peores días, incluso en alguno se picó en su sitio, haciendo la suerte más o menos bien, gracias al picador Juan Carlos Sánchez de la cuadrilla de Álvaro Lorenzo, aunque solo señalo.

CUADRILLAS. Como no destacar a Don Ángel Otero, de la cuadrilla de David Mora, certeza de ver una buena suerte de banderillas incluso alguna buena brega y así fue, dos buenos pares de banderillas al segundo toro de la tarde. Y destacar el buen hacer de Sergio Aguilar, de la cuadrilla de Álvaro Lorenzo en el 6º, en su debut como torero de plata en Madrid. Buena suerte torero en esta nueva andadura de tu carrera.

PRESIDENCIA. Que puedo decir de Don Gonzalo Julián de Villa Parro….que ha dejado el rigor de la “primera plaza del mundo” por los suelos…El señor presidente ha debido de ver otro festejo distinto al mío. La primera oreja es del público, ¿pero la segunda? Ya da igual que se mate bien o mal, que se haya hecho bien los tres tercios. Que es MADRID…señor presidente, no la plaza de su pueblo. Y ya lo de la vuelta al ruedo al sexto toro ha sido demencial. Ha sido un toro de ovación por su alegría en la arrancada, para tener que dar la vuelta al ruedo en Madrid, hay que ser bravo en los tres tercios…. Muy mal señor presidente, dimita que esto no es lo suyo…

1º TORO. Volován. 539 kg, Negro listón bragado meano. 1ª vara al relance saliendo suelto. 2ª vara puesto en suerte. Picotazo trasero, perdiendo las manos. En ambas el animal intenta meter los riñones, pero no puede por falta de poder y fuerza. Manso con clase. Palmitas en el arrastre.

2º TORO. Goloso. 546 Kg. Negro. 1ª vara, puesto en suerte, puyazo muy trasero y caído. Sale suelto. 2ª vara trasero, saliendo suelto de la suerte. Manso con clase y flojito. Palmas en el arrastre.

3º TORO. Miliciano. 524 Kg. Negro listón. Más terciadito que sus hermanos. 1ª vara puesto en suerte, picotazo arriba, algo trasero. 2º vara, picotazo al relance. Sin picar. Manso con clase.

4ª TORO. Vigio. 520 Kg. Colorado ojo de perdiz. Complicado de picar, huidizo. 1ª vara al relance, pero sin poder cogerle, saliendo suelto. 2ª vara picotazo caído, tapándole la salida, saliendo hacia chiqueros. 3ª vara el toro es recogido por el picador que hace puerta en los adentros del 2º. Manso de solemnidad.

5º TORO. Legionario. 582 kg. Negro listón. 1ª vara puesto en suerte trasera, metiendo los riñones, cabeceando y con la cara alta, haciendo sonar el estribo. 2ª vara, falla en el primer encuentro, rectificando el varilarguero a trasera, empujando la cara alta. Sale suelto. Manso con clase.

6º TORO. Vicoso. 579 kg. Negro listón bragado meano. 1ª vara puesto en suerte, arrancándose con alegría. Puyazo trasero, saliendo suelto. 2ª vara se arranca con alegría, cae trasera. Manso con mucha clase y con algo de casta. Me gustaría haberle visto una tercera vez. Vuelta al ruedo injustificada.


Tarde para haberse hinchado a torear, toros que eran verdaderos bombones de clase y alegría, con recorrido, sin viento que moleste, pero la vulgaridad y la mediocridad y falta de rigor de presidencia y del público han dejado al verdadero aficionado con ganas de no volver más. David Mora regresaba a Madrid, después de una temporada pasada con muchos altibajos. Su primero brindado al tendido, era flojito de remos, que ya acusó en el caballo, pero un derroche de calidad y alegría embistiendo. David no termina de acoplarse, con pases a media altura y sin someterle mucho por su falta de fuerza, pero no es capaz de ponerse en su sitio, con pases sacándose el toro hacia fuera, con continuos enganchones, desdibujando todo lo bueno que hacia el toro. Mata de una entera tendida que provoca la lentitud de la caída del animal, escuchando un aviso. Su segundo ha sido el garbanzo negro de la corrida y eso que era colorado. Manso huidizo, al que no había manera de meterlo ni en la capa de la mano de Otero, ni luego en la muleta. Complicado este colorado. Intenta castigarlo por bajo, pero el afán del toro es corretear continuamente. David le coge en los adentros del 7 y el 6, y allí, aunque muy fuera de suerte, es capaz con el pico de la muleta, darle un redondo muy lento. Virtud, no quitarle la muleta del hocico. Mató de una entera desprendida y un aviso. Vuelta al ruedo después de leve petición. No estaba muy de acuerdo, pero también sacó alguna cosa de un toro que no tenía ni un pase.

Ay Luque, Luque…has tenido dos toros de triunfo, pero en Madrid, sigues sin entrar del todo, y es que no hay manera de sacarte de sota, caballo y rey. Su primero, un flojito como su hermano que abrió plaza, pudo torearle hasta saciarse, pues con un poco más de poder, habría sido torazo, pues no paró de embestir. Pero Luque no supo acoplarse, toreando siempre hacia fuera, con enganchones, de fuera de cacho, muy ventajista. Mata de una fea entera haciendo guardia, un pinchazo y una entera delantera que desangra al animal. Su segundo toro fue bronco, que brindó al público. Menudo toro. Venía e iba con alegría, pero el de oro no se hizo con él, todo fue un tiralíneas, sin acoplarse, enganchones continuos. Luque no estaba, perdiendo una gran oportunidad, otra más en su carrera, para entrar en Madrid. Mata de tres pinchazos y casi entera. Silencio en ambos.

El toledano Álvaro Lorenzo, volvía a Madrid después de su confirmación de alternativa en la Feria de San Isidro del año pasado y dio el campanazo…vamos cortando las orejas a sus toros. En su primero, el toro más terciadito de la corrida, le brindó al público, comenzando con unos toreando con las piernas y sacándose el toro de forma muy torera. Luego se echó la muleta a la mano izquierda, el toro iba con clase a muleta, con recorrido, fijeza y alegría, cosa que aprovechó perfectamente Lorenzo. Pero ¿algún muletazo ha sido de verdad? Pues para mí, NO, siempre fuera dando el medio pecho y echándose el toro hacia fuera, toreando en línea. Vamos haciendo toreo moderno, sin cargar la suerte y sin rematar atrás, sin muñeca, pero la gente le jaleaba como si hubiera hecho la faena del siglo. Remato con unas bernardinas muy ajustadas, que termino de calentar el ambiente. Mata de una entera desprendida y una oreja. En su segundo, el mejor toro de la corrida, alegre y repetidor, estuvo en más de lo mismo, toreo 2.0. Comienza la faena con estuarios, terminado con un trincherazo. Faena de pases, pases y pases. Alguno mejor ejecutado y con más pureza, pero el resto, más de lo mismo, todo hacia fuera, sin cargar la suerte, lo único bueno la ligazón con el pico…mata de una entera desprendida. DOS OREJAS.

Yo no sé si reír o llorar. Primeramente, una plaza casi vacía en un día tan taurino como el Domingo de Resurrección, y rematando por lo acontecido en el ruedo, que ha dejado el rigor de esta plaza por los suelos, convirtiéndola en una plaza de pueblo. Los taurinos se piensan que con el triunfalismo vamos a acabar con los males de la fiesta…no señores, esto se acaba en el momento en el que quitamos la verdad, la pureza, la emoción, la magia…. El todo vale se ha instalado definitivamente en Madrid. Ver orejas de talanqueras, hasta el punto de ver como la segunda, que es concedida por el criterio del usía, también se da, y hasta la vuelta al ruedo a un toro, que sí que ha sido de ovación cerrada, pero habría tenido que tener otras muchas condiciones para otorgarle ese importante galardón. Lo próximo que será ¿el indulto o el rabo? ...todo llegará y no tardando, por la vía de la vulgaridad, la falta de afición, el todo vale, y ese día me iré y no volveré…porque no es la fiesta que quiero. Hoy era de alegría por Pascua de Resurrección, pero en la plaza hoy ha sido la fiesta de la mediocridad.


Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.


Toros El Torero

Comparte esta publicación

Te Recomendamos