Lista Negra de ganaderías 2020

Ampliar Portada

Aquí está, un año más, la Lista Negra de ganaderías —y también la Blanca— de la Asociación El Toro de Madrid. Es de sobra conocida la filosofía de esta relación, pero no está de más recordar que, principalmente, lo que se pide es que se atienda a los méritos demostrados por las ganaderías en el ruedo de Las Ventas. Es decir, que las que están en la Lista Negra sean apartadas, algunos casos son especialmente claros, volviendo a ser anunciadas tras figurar una y otra vez en el listado de indeseables; y las que han salido por el buen juego ofrecido en la plaza, o están en la Lista Blanca, vuelvan a ser anunciadas.

Nos podemos equivocar, por supuesto, pero el resultado de este listado es fruto de un análisis meditado. Razonamos nuestras opiniones, utilizamos los comentarios de nuestros cronistas, incluso pulsamos la opinión de personas ajenas a nuestra Asociación. Si bien la última palabra la tiene nuestra Junta Directiva.

Sacamos de la Lista a aquellos hierros que no han lidiado en los últimos dos años. Damos un “toque de atención” a otros que están a las puertas de entrar y se salvan por muy poco. También hay ganaderías que simplemente no se mencionan por haber resultado medianas, ni buenas ni malas, u otras circunstancias, y que no merecen ser reprobadas ni ensalzadas. Y dejamos sin citar las que lidian algún ejemplar de sobrero o las que remiendan una corrida porque un ejemplar, o dos, no da para calificación.

Las que han lidiado la pasada temporada, no están en la Lista Negra, y han quedado sin mención son las siguientes: JOSÉ LUIS PEREDA – LA DEHESILLA, GABRIEL ROJAS, MONTALVO, PARTIDO DE RESINA (progresando adecuadamente y con una presentación de lujo), FERNANDO PEÑA, CASTILLEJO DE HUEBRA, EL CORTIJILLO – LOZANO HERMANOS, LA GUADAMILLA. De igual modo también están fuera de cualquier listado las ganaderías de los desafíos que, con solo tres ejemplares, dejaron buena impresión, especialmente ARAÚZ DE ROBLES. Las otras en esta misma situación fueron PALLARÉS y REHUELGA, que echó uno de los toros más bravos del año, Guanaguato.

Insistimos acerca del abuso que se viene produciendo con la ganadería de FUENTE YMBRO, que no podemos incluir en ninguna de nuestras listas ya que con seis comparecencias, como es lógico, ha habido de todo. El colofón fue la corrida de toros de Otoño que dejó malísima impresión, un conjunto mal presentado y descastadísimo, aunque hubo otras tardes buenas. Con dos novilladas y dos corridas de toros al año nos parece más que suficiente, superar eso es una falta de respeto para muchos ganaderos que trabajan duro o tienen sus vacadas en buen momento y no se ven anunciados en Madrid.

Aprovechamos esta introducción para comentar algunos aspectos relacionados con la gestión empresarial de este año en cuanto al apartado ganadero: Una vez más la falta de imaginación y/o planificación repitiendo las mismas ganaderías en la Feria de Otoño. La impresión es que no se escogen corridas con antelación y específicamente para esta feria. La presentación de muchas corridas, estilo “limpieza de cercados”, lo deja patente.

Nos gustaría volver a ver desencajonadas y El Batán en funcionamiento, dos actividades que son “fábricas” de aficionados al toro. Nos gustó el cuidado que se ha puesto en el ciclo “Desafíos ganaderos” colocando sobreros de las ganaderías titulares y haciendo tertulias con los ganaderos. La corrida concurso de ganaderías, después de diez años, estuvo bien cuidada y bien promocionada. Solo faltó premiar económicamente a los varilargueros para que pusieran más empeño en hacer las cosas bien, aunque tiene tela que tenga que pasar esto para que hagan bien las cosas. Pensamos que una corrida concurso por temporada, con más de sesenta festejos anuales, tiene cabida de sobra en nuestra plaza y debería ser una costumbre.

Al final dejamos una serie de propuestas ganaderas volviendo a insistir en la variedad de procedencias y, por tanto, variedad de comportamientos, dando así mayor dinamismo al espectáculo y colaborando en la preservación de un patrimonio único que todos los que formamos parte de la tauromaquia estamos obligados a mantener: el toro de lidia.

Nos dirigimos a la empresa de Las Ventas, pero también al Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid que tiene entre sus fines cuidar y fomentar la Fiesta de los Toros y, en especial, vigilar el cumplimiento del pliego.


Ganaderías que han lidiado en Madrid en la temporada 2019 y continúan en la Lista Negra

VALDEFRESNO / HERMANOS FRAILE MAZAS. Muy bien presentados los dos encierros que ha lidiado esta temporada. El de San Isidro dio mala sensación, aunque tuvo el hándicap del viento, y el de la Hispanidad tuvo un par de toros interesantes. El conjunto de ambos festejos no hace méritos como para salir de la Lista Negra y mucho menos para lidiar dos tardes. En general toros que se aploman y se amorcillan rápidamente.

MONTEALTO. De la corrida de novillos que vimos el 1 de mayo se salva el jugado en tercer lugar, que tuvo casta y alegría en la embestida, el resto muy discreto en varas y con la acometividad y las ganas de embestir insuficientes. Para salir se requiere un conjunto que deje grata impresión, sabemos que es capaz.

PARLADÉ. Una corrida tapada por la Puerta Grande de Roca Rey por la faena al sexto de la tarde, el resto fue insignificante. Simulacros en varas, blanda, descastada, bobalicona. Sigue en la Lista Negra y esperamos que no vuelva la próxima temporada.

EL PILAR. Una corrida en San Isidro que tuvo movilidad, casta y dureza de patas, principalmente en la muleta. En varas fue mansa claramente. Pudiera haber salido de la Lista Negra por esta corrida, si embargo la novillada del 12 de mayo salió con la codicia y la fuerza bajo mínimos salvo el primer novillo, incluso tuvo que salir un sobrero. Fue un desastre. No merece venir dos tardes con los resultados que viene cosechando los últimos años, ahora que si vuelve a salir otra corrida como la de San Isidro tiene muchas opciones de salir.

ADOLFO MARTÍN. Otra vez, como la temporada anterior, sobró la corrida de Otoño, que resultó soporífera toda la tarde por la falta de viveza y de bravura de la mayor parte de los ejemplares, así como por falta de trapío. No podemos sacarla con una corrida como esta. La de San Isidro, sin embargo, tuvo animales muy interesantes, destacando Español, un toro de casta brava, de lo mejor de toda la temporada. Queremos que Adolfo, como antaño, eche más como este con más frecuencia. Quizá el momento requiere escoger lo más granado de la camada y venir solo una tarde a Madrid.

PEDRAZA DE YELTES. Ha estado a punto de salir de la Lista Negra gracias a la bravura que mostró en varas la corrida de San Isidro, de lo mejor del ciclo en este aspecto, pero los toros se apagaron demasiado en la muleta y anularon cualquier posibilidad de los espadas. La presentación, para lo que es este encaste, fue deficiente. En la corrida concurso lidiaron un buen toro.

JANDILLA / VEGAHERMOSA. No genera ninguna duda. Encierro presidido por la falta de casta, por toros de piedra que no se movían y eso que a varios de ellos apenas los picaron. Muy mal, imposible para la terna.

LAS RAMBLAS. Es un clásico de la Lista Negra. El encierro de San Isidro fue una bueyada infame que no merece análisis. Volver a ponerla resultaría una tomadura de pelo a los que pasan por taquilla. Esperamos que sea apartada de Las Ventas por un tiempo.

JUAN PEDRO DOMECQ. Al igual que sucedió la temporada anterior solamente hubo un toro notable, en este caso apodado Despreciado, de hermosa estampa. Para salir de la Lista Negra es insuficiente. El resto de la corrida fue un auténtico bodrio en el que lo más interesante fue la polémica generada porque al Juli le devolvieron un Juan Pedro cuando estaba toreando de muleta, un hecho insólito que deja claro que unos mandan más que otros y pone al palco en evidencia. En Otoño lidió dos toros: uno muy noble, claudicante y facilón; y otro mal presentado que nunca embistió, anulando cualquier posibilidad a su matador, Paco Ureña.

EL PUERTO DE SAN LORENZO. De los once toros que salieron marcados con este hierro seis fueron silenciados y cuatro se llevaron pitos en el arrastre, con esto está todo dicho. La corrida de Otoño, para más inri, dio la sensación de limpieza de cercados por la desigualdad y la escasez de trapío en algunos morlacos. No vemos mejora ni corrección de la inmensa falta de casta y la espantosa mansedumbre que atesora esta ganadería, aunque sea una característica de estos toros antaño no era tan acentuado. En este estado dos corridas por temporada es un sinsentido, no debe repetir. ¡Más casta, menos mansedumbre y descanso para El Puerto!

SALTILLO. Trasciende un toro de los que se lidió en los desafíos gracias al pundonor de Sergio Serrano, fue una alimaña con la que la gran mayoría no se hubiera puesto como lo hizo este torero. Ningún toro reseñable por su bravura en los desafíos, y de la novillada del 25 de agosto apenas podemos rescatar un animal que quisiera meter la cara y embestir con alegría, el segundo, de un encierro claramente descastado, alguno a la defensiva, y muy a menos en la muleta. Esperamos más de esta ganadería.

EL VENTORRILLO. No fue una corrida para poder sacarla de esta relación, toros muy bajos de casta con medias arrancadas, a excepción del que se lidió en último lugar. Estuvo bien presentada, pero la sensación que dejó la tarde fue, sin lugar a dudas, mala. Debe descansar.

HEREDEROS DE CELESTINO CUADRI. Somos partidarios de esta ganadería y la tarde fue muy emotiva por la despedida a don Fernando Cuadri, si bien no podemos eludir la realidad de lo que sucedió en el ruedo. Se dieron un año de descanso pero de nuevo salió una corrida mala sin paliativos, sosa y poco voluntariosa, baja de casta. Mal momento para los pupilos de Cuadri que esperamos superen pronto.

MARTÍN LORCA. En el pódium de las corridas más podridas del año, un completo desastre. Un muestrario de toros acochinados vacíos de casta, auténticos mulos que dieron al traste con la festividad del 15 de agosto. Tuvo un año de descanso y sigue igual, así que al ostracismo de nuevo.

VICTORIANO DEL RÍO. Corrida con trapío escaso, descastada y muy mansa la que vimos a mediados de junio. Solo el toro que lidió en último lugar Paco Ureña sacó algo de acometividad. Un toro devuelto y otro que no puede embestir por falta de fuerzas en el mano a mano entre Ureña y Perera. En la encerrona de Ferrera lidió dos toros buenos, pero se ve penalizada por la corrida de San Isidro, que fue realmente mala.

Ganaderías nuevas en la Lista Negra por su mal resultado en Madrid en 2019

GARCIGRANDE / DOMINGO HERNÁNDEZ. A menos desde la gran corrida de 2017, el año pasado la dimos un toque de atención y este no queda otra que meterla en la Lista Negra. Es inaceptable que este tipo de ganadería, tan extensa, no presente una corrida completa acorde con el trapío que exige Madrid. Varios toros fueron protestados de salida y también varios de ellos fueron descastadísimos. Ginés Marín tuvo un lote propicio para la muleta, destacando el toro Poeta con el hierro de Domingo Hernández. Al igual que el notable ejemplar que estoqueó Ferrera en su encerrona, el hierro de Domingo Hernández suele dar un juego más encastado y fue el que triunfó en la corrida que hemos citado del año 2017. Si repite que sea únicamente con este hierro.

ALCURRUCÉN. Estaba en toque de atención a la espera de lo que sucediera esta temporada y echó dos corridas plenas de mansedumbre en San Isidro, sin ningunas ganas de embestir. Sólo se puede salvar el comportamiento en la muleta del primer toro de la tarde del 7 de junio. La fachada tampoco convenció, los toros fueron muy justos. Se merece un descanso y que la empresa busque la simiente Núñez en otras ganaderías.

EL FREIXO. Se anunció una novillada de la ganadería de El Juli para debutar en Madrid y finalmente solo pasaron tres animales que, una vez que se vieron en el ruedo, no convencieron por su presencia. Cómo serían los que tiraron para atrás. Se ve que lo del trapío escaso y el baile de corrales no se lo aplica Julián únicamente cuando se pone el vestido de luces, también lo hace extensivo a su faceta de ganadero. De juego manso en el caballo y tontorrones en la muleta, muy lejos de lo que ha de ser un verdadero toro de lidia. Visto cómo salió el experimento lo más razonable es que no regrese.

NÚÑEZ DEL CUVILLO. Entra de nuevo, principalmente por los problemas continuos que tiene con la seriedad y presentación, y con la falta de poder. Si quiere criar el toro retaco con cara de joven nos parece fenomenal, pero Madrid no es la plaza para presentar ese tipo de animales y más cuando es una ganadería que tiene morfología para esta plaza, no estamos hablando de Coquillas, por ejemplo. En Beneficencia había un rejoneador y vinieron cuatro ejemplares, dos fueron buenos, pero es que los otros dos fueron inválidos. Se comprometió en los carteles con la encerrona de Ferrera y al final no apareció ningún Cuvillo. Y en el mano a mano entre Perera y Ureña salieron dos toros sin presencia, que no fueron picados y permitieron faena de muleta. Lo dicho, toros sin apariencia que no admiten dos puyazos en regla. Así no.

EL TAJO / LA REINA. Desastrosa corrida la que lidió en San Isidro. Con la fuerza por los suelos, dos toros devueltos y una falta de bravura y de fondo evidentes. Se la estaba respetando por la corrida del 15 de agosto de 2017, pero un encierro como el que hemos descrito no merece otra cosa que ingresar en la lista de las indeseables.

JOSÉ CRUZ. Una novillada en el mes de julio bastante desastrosa. Dos reses devueltas por falta de fuerzas, un novillo improcedente para la plaza de Madrid y muy poca bravura. Solo el sexto quiso un poco. Con ese registro lo cierto es que no dejó ni pizca de ganas de volver a verla.


Toque de atención

VICTORINO MARTÍN. Tuvo una cara y una cruz. Nos gustó bastante la que lidió en San Isidro y si solo valoráramos esta podría ser de Lista Blanca, muy buena corrida de toros. Pero la que echaron el 12 de abril fue infumable, dejando malísima impresión. Un juego irreconocible por descastado y desaborido en las reses de la A coronada. Además, penosamente presentada, detalle que Victorino no debería descuidar y últimamente se observa con frecuencia. La apabullante seriedad y trapío del Victorino de principios de siglo apenas la vemos ahora. Sigue en toque de atención, al filo de entrar en las que no queremos que vengan.

TOROS DE EL TORERO. Corrida mala sin lugar a dudas que respetamos por su historial reciente en nuestra plaza y porque el año pasado salió de la Lista Negra gracias a un buen conjunto. Buena presentación, pero muy flojos y descastados salvando los ejemplares lidiados en tercer y sexto lugar.

ZALDUENDO. La respetamos porque llevaba desde 2014 sin aparecer en nuestra plaza. Buena presentación, corrida cinqueña como nos gusta con algunos toros que dieron juego en la muleta. Salió declaradamente mansa y tuvo algunos animales muy descastados. Si no mejora entrará en la Lista Negra.

BALTASAR IBÁN. No convenció para nada la de San Isidro. Corrida grandullona, alta de cruz y con muchos pitones, fuera de la línea más clásica de este hierro. Toros broncos y geniudos. Muy lejos de la bravura a la que nos tienen acostumbrados, por eso se queda en toque de atención, esperamos que solo sea un tropezón. Mención para el toro que echó en la corrida concurso de septiembre, apodado Rabioso, que hizo buena pelea en varas y fue un torrente de casta en las primeras tandas.


Ganaderías que abandonan la Lista Negra por llevar dos años sin lidiar en Madrid

Abandonan la Lista Negra, ya que no han venido con encierro completo las dos últimas temporadas, las ganaderías siguientes: GAVIRA, FLOR DE JARA, LAGUNAJANDA, PABLO MAYORAL / MERCEDES FIGUEROA Y JOSÉ LUIS MARCA.

Debido a esta forma de salir de nuestra Lista Negra, si este año aparecen estos hierros por Las Ventas se las considerará sin tener en cuenta precedente alguno, pues han cumplido ya dos años de penitencia.


Ganaderías que salen de la Lista Negra por méritos propios

HERMANOS SÁNCHEZ HERRERO. Nuestro socio y aficionado Carlos Rodríguez-Villa lo dice muy claro en la reseña de la novillada que lidiaron en abril: “Serios, grandes, generosos de carnes y agradables de cara. Novillada con el trapío que exige y demanda esta plaza. De buen juego. Pronta, noble, con recorrido y mucha movilidad. Cumpliendo varios de ellos en el caballo. Dura de patas. Hemos quedado gratamente sorprendidos con el juego del ganado”. Después de varias novilladas anodinas y faltas de casta nos alegramos de esta progresión y esperamos que mantengan el buen tono.

CONDE DE MAYALDE. La novillada de Conde de Mayalde tuvo varios animales para hartarse a torear, destacando dos ejemplares que fueron ovacionados en el arrastre. Puede que faltara bravura en varas y que fuera excesivamente noble, pero el conjunto hizo méritos para salir de la Lista Negra y repetir la próxima temporada.


Lista Blanca

Mención especial a hierros que han destacado por casta y bravura en 2019 y que se han ganado regresar a Madrid la próxima temporada:

LA QUINTA. Una corrida de toros dura, lista, con varios animales planteando pelea en el último tercio; una novillada dulce y boyante en San Isidro; y un toro enorme y encastado en la corrida concurso, finalmente premiado. En conjunto los grises de La Quinta dejan muchas ganas de volver a verlos, pasan por un buen momento.

JULIO GARCÍA. El año anterior sortearon un novillo bravísimo, Caudillo II, y en este los que tuvieron la suerte de presenciar la novillada que lidiaron en el mes de abril no paran de hablar maravillas sobre el conjunto que lidió esta ganadería charra, a excepción del primer animal la novillada fue de bandera, destacando por su bravura los utreros estoqueados en tercer y sexto orden. El mayoral fue obligado a saludar cuando finalizó el festejo, así que transmitimos desde aquí nuestra enhorabuena. Estamos atentos y muy ilusionados con el corto pero laureado recorrido en nuestra plaza de esta ganadería, y es que tomó antigüedad en 2018.

JOSÉ ESCOLAR. Corrida con tres toros notables presidida por la casta y las complicaciones que presentaron los astados de Valdetiétar, en gran parte por el fuerte viento que arreció todo el festejo. Con un toro, Sevillano, de estampa y juego espectacular. Escolar vuelve a reencontrarse con Madrid con esta corrida, la afición salió contenta.

SANTIAGO DOMECQ. Un encierro que se prestó mucho para la muleta y no paró de embestir, sin presentar demasiadas complicaciones todo sea dicho. Y un gran toro en el caballo, Zahareño, que terminó desfondado en la muleta. Sin duda merece estar en esta Lista Blanca y volver a ser anunciada en 2020.

VALDELLÁN. No tuvo esta corrida la presentación de los tres toros del 2018, si bien fue un encierro con casta y complicaciones en el que descolló un animal al que se le pidió la vuelta al ruedo, Carasucia fue uno de esos ejemplares que dejan impronta en los aficionados por su apabullante bravura.

LOS MAÑOS. Una novillada superior, la primera parte del encierro dio un juego excelso. Los aficionados quedaron muy satisfechos con la novillada y sacaron a saludar al mayoral al finalizar el festejo. No solo los utreros, también nos gustaría ver el resultado que dan sus toros. Debe volver.

DOLORES AGUIRRE. Una novillada en agosto y una corrida de toros el 23 de junio, ambas bien presentadas y llenas de matices, con las complejidades que presenta la casta. La mansedumbre no fue tan exagerada como otros años y echaron varios animales para que los toreros pudieran cosechar triunfos. Recupera crédito entre los aficionados venteños.

Estas ganaderías, junto con las que han salido de la Lista Negra por méritos ganados en el ruedo, reseñadas en un epígrafe anterior, deben ser contratadas de forma inexcusable para la nueva temporada.

Pedimos que la empresa tenga en cuenta a las ganaderías que se encuentran en buen momento de casta y sean contratadas en Madrid. Y se continúe la tónica de variedad de encastes durante todo el año, abriendo más el abanico si cabe.

A riesgo de olvidarnos alguna de interés aquí va un listado de propuestas y demandas ganaderas:

Insistimos, una vez más, en que añoramos el regreso de hierros tan acreditados como TORRESTRELLA, CEBADA GAGO o PALHA. También se echa en falta a BAÑUELOS, ganadería que inexplicablemente no hemos vuelto a ver después de la gran corrida de toros que lidió en 2016.

De las que destacaron positivamente en 2018 y no repitieron en 2019 están GUADAJIRA, ANTONIO LÓPEZ GIBAJA y JUAN ANTONIO RUIZ ROMÁN. Estas ganaderías merecieron volver y no lo hicieron, así que esperamos verlas en 2020.

MONTEVIEJO, LUIS ALGARRA o RASO DE PORTILLO se encuentran en buen momento y no las vemos por Madrid. Hay que traerlas.

Queremos más hierros portugueses, donde predominan casas de gran tradición, de variadas y apetecibles castas, por ejemplo: VEIGA TEIXEIRA, ASSUNSAO COIMBRA, VALE DO SORRAIA, CUNHAL PATRICIO, CANAS VIGOUROUX, JOSÉ LUIS VASCONCELLOS o MURTEIRA GRAVE, esta última con tradición en Las Ventas, lidió un toro en la corrida concurso que dejó buena impronta. Las vazqueñas de PRIETO DE LA CAL o CONCHA Y SIERRA. Por la sangre Vega-Villar GALACHE o BARCIAL, además de la antes citada de MONTEVIEJO.

Otras ganaderías de procedencia Núñez, ya que parece que solo existe Alcurrucén, ahí están CARRIQUIRI, NAVALROSAL, GONZÁLEZ SÁNCHEZ-DALP, CARLOS NÚÑEZ, NAZARIO IBÁÑEZ, MARÍA DEL CARMEN CAMACHO, EL RETAMAR, etc.

Algunas que hace tiempo que no lidian y apetecen, o que nunca han venido, por ejemplo: GERARDO ORTEGA, VALVERDE, HUBERT YONNET, ANA ROMERO, BUENAVISTA, PEÑAS BLANCAS, GAVIRA, PALOMA SÁNCHEZ RICO, DOMÍNGUEZ CAMACHO, ADELAIDA RODRÍGUEZ, FLOR DE JARA, ISAÍAS Y TULIO VÁZQUEZ, LOS BAYONES, HERMANOS QUINTAS, ANA BOHÓRQUEZ, PEÑAJARA, JODAR Y RUCHENA, MARÍA CASCÓN, SAMUEL FLORES, PABLO MAYORAL, LA PALMOSILLA, PILAR POBLACIÓN, RAMÓN SÁNCHEZ RECIO, ZABALLOS, ROCÍO DE LA CÁMARA, JUAN LUIS FRAILE, CORTIJO DE LA SIERRA, etcétera.

Como vemos aquí y todos sabemos, hay muchas ganaderías para dar variedad a la temporada además de las que ocupan año tras año la Lista Negra sin recibir castigo por ello. El caso es querer hacer las cosas bien.

Asociación El Toro de Madrid.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos