Querer ser novillero

Ampliar Portada

Plaza de toros de Las Ventas, feria de San Isidro. Festejo del 18/08/2019 con novillos de Dolores Aguirre -

Exactamente igual que el año pasado, la novillada de Dña. Dolores Aguirre superó en “emociones fuerte” y buen sabor de boca, a la corrida de toros. Se lidió una novillada muy interesante en líneas generales, llena de matices para los aficionados, con un quinto novillo extraordinario y tres muy interesantes de muy buena nota media, bien presentada, con una tónica media de casta, movilidad y pujanza en los petos.

Dña. DOLORES AGUIRRE: Encaste Atanasio-Conde de la Corte, un hierro torista emblemático, muy ligado a la historia de la plaza de Madrid.


1º Burgalito nº12 -Agarrado al piso y frío, tardó en definirse, empujó en el caballo con motor y metió la cara en treinta ocasiones, duró lo que duró, necesitaba mando, fue un buen novillo y se fue con una orejita colgada.

2º Clavetuerto nº37 - Otro buen novillo, algo agarrado al piso y escaso de fuerza, noble, y pasando por ambos pitones.

3º Tosquetito nº16 - Castaño chorreado con genio, movilidad y descomponiendo la embestida, tenía carbón. Tuvo la gran suerte de encontrarse con un novillero entregadísimo y firme, que tragó paquete y lo hizo hasta mejor de lo que era. Palmas en arrastre

4º Botero nº25 - El novillo de la tarde, derribó y fue masacrado en varas, no acusó la infame lidia y tropelías que le hicieron, rompió hacia adelante con un gran pitón izquierdo: pronto, profundo y humillando hasta el final. Por el derecho fue bueno sin llegar a la excelencia del zurdo. Ovación en el arrastre.

5º Langosto nº11 - Reata mítica de esta casa, bronco y asperón, arrollando más que embistiendo, sin la clase de sus hermanos, tenía mal estilo. Sin embargo se venía de lejos con alegría y movilidad, un bravucón de libro que llenaba la plaza con sus arrancadas. Máxime estuvo apunto de cortarle la oreja. Acabó cantando la gallina. Ovación en el arrastre.

6º Comadreos nº2  - El peor de la novillada, manso y muy a menos, descastado y flojo, fue al que menos estopa le dieron en varas y aun así se acabó echando entregado en tablas, el garbanzo negro de la tarde.


MARIO SOTOS: Con el agua al cuello por momentos en su primero, dejó destellos de verticalidad y buen concepto por el derecho, le faltó mando y poder, demostró cierto gusto y dulzura corriendo la mano. En su  segundo, la dirección de lidia fue un auténtico desmadre, vimos la capea del “Grand Prix y Ramonchu con la vaca Paca” con un derribo incluido, aun con todo ello fue el mejor novillo, sin acusar en ningún momento la esperpéntica lidia a la que le habían sometido. Sotos fue capaz de dar cuatro derechazos muy buenos, de toreo caro, tragando paquete y enroscándose la embestida del animal a la cintura, un puñadito de derechazos que fueron principio y fin, de lo que pudo ser, más que lo que acabó siendo… Se le fue el lote con mejor novillo de la tarde en Las Ventas. Algo que puede ser una losa gorda en su carrera.

MAXIME SOLERA: Vino desde Francia con aires y aromas Fandiñistas, “eau de Iván” impregnaba el ambiente durante sus dos actuaciones, hasta se acurrucó en su rincón antes de hacer su primer paseíllo en Las Ventas.

A su primero lo recibió estático en los medios con una mezcla de saltilleras y gaoneras andadas, muy dispuesto, se arrimó como un perro, quizás en exceso ahogando al novillo más bonancible y noble del encierro. En su segundo se fue a recibirlo de rodillas a portagayola con una larga cambiada, en la muleta dio distancias “Rinconistas - Antoñetistas - Fandiñistas” por el derecho, citando a más de 20 metros con la muleta planchada por delante, luciendo el bello galope del novillo, le acabó cogiendo el aire por ambos pitones, dejando naturales de mando, poder y temple. Mató de forma aseada y hubo una petición de oreja que acabó en una unánime vuelta al ruedo. Vino como hay que venir a Madrid, con la “hierva en la boca” y a pegando bocados.

JOSÉ MARÍA HERMOSILLO: Fue pólvora Negra Mexicana…Me encantó. Hacía su presentación en Madrid y vino con una claridad de ideas, firmeza y ganas de las que enamoran a cualquier intento de aficionado. Me llegó a decir un compañero de tendido: “Este como es de México NO SABE lo que es el hierro de la N coronada, es que se pone como si fuera de cualquier otra ganadería…No viene con la psicosis del resto”. Algo fuera de lo común digno de resaltar.

Voluntarioso, dignísimo y capaz, muy por encima de sus dos novillos. El primero que no era nada fácil, se fue al desolladero podido y toreado con su buen concepto, se llevó hasta una voltereta con lo que desde la grada parecía un puntazo, derrochó todo lo que tiene que derrochar un novillero que se presenta en Madrid, ganas y valor, en letras grandes.

Con su segundo, un marmolillo manso que se echó rendido al abrigo de las tablas, nada pudo hacer. Bastante con que se intentó justificar con un arrimón tremendista.

Tanto Maxime como Hermosillo, se han ido reforzadísimos de Madrid, dejando a los que asistimos con muchas ganas de seguir viendo su evolución en los ruedos. Así se viene Madrid... ¡NOVILLEROS!

Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos