Serafín planta cara a los bueyes

Ampliar Portada

17 Abril 2011 | Escrito por Mario de los Reyes Muñoz | Fotografías de Constante

Corrida de toros. Cinco toros de María Carmen Camacho y 1 sobrero (5º tris) de Mauricio Soler Escobar. Todos ellos bien presentados, ofensivos por delante, el sobrero era un autentico tío, impresionante por delante y con cuajo por todos los lados. De juego: 1º) descastado en el caballo en los primeros tercios, marcó un poco de querencia para las tablas del tendido 7, en la muleta fue muy desfondado sin decir absolutamente nada a los tendidos, se paró muy pronto, 2º) descastado en el caballo donde no se empleó, en la muleta no colaboró para el lucimiento del diestro, 3º) en el caballo no dijo gran cosa, en la muleta descastado muy afligido y sin opciones para el lucimiento, 4º) descastado sin raza, no colaboro para el lucimiento, 5º tris) en los primeros tercios el toro tuvo una condición de manso, en la muleta iba y venía pero nunca terminaba de ir metido en ella, no era fácil, con cierto peligro sordo, se le metió varias veces por el pitón izquierdo, 6º) descastado en el caballo; en la muleta dio síntomas de estar muy justo de fuerzas, a la mínima se caía.


Víctor Puerto: (blanco y oro) silencio tras aviso y silencio tras aviso

Serafín Marín: (rosa y oro) ovación con saludos y vuelta al ruedo

Javier Cortés: (azul marino y oro) silencio y silencio tras aviso


Presidencia: Don Trinidad López Pastor Expósito: Estuvo bien en devolver a los dos animales por su justeza de fuerzas. Debo decir que quizás debería haberlos devuelto antes. E incluso apuntar que el sexto de la tarde podría haberse devuelto también a los corrales por su flojera, pero el matador tampoco terminó de mostrar la invalidez de la res, llevándola muy por alto para que no perdiera las manos.

Tercio de varas: En el tercio de varas ha habido muy poco que comentar, muchos de los puyazos fueron prácticamente simulados, por lo desfondado y lo justita de fuerzas que estaba yendo la corrida. Aparte, muchos animales se han picado fuera del sitio donde debe hacerse, que es en la contraquerencia, se dejaron ir algunos animales al relance cuando los equinos se estaban poniendo en la suerte donde se practica el tercio de varas.
Público: Un poco más de un tercio de plaza en tarde soleada y agradable. Yo personalmente esperaba mucha menos gente en un día como el de hoy, pero me dejó una grata impresión la entrada. En el tendido bajo del 9, pegado al 8, había una mujer que durante toda la tarde estuvo ondeando una señera catalana.
 


Personalmente hoy ha habido poquita cosa que llevarnos a la boca, ya que los toros de la ganadería titular de Mari Carmen Camacho, pocas opciones han dado para el lucimiento de los espadas. Animales serios por delante, con hechuras para Madrid, pero completamente vacíos por dentro. Para mí, el ganadero se debe replantear para donde va a dirigir su ganadería, ya que como siga este camino va a durar muy poco en esta profesión.

En el día de hoy teníamos ganas de ver cuál era la actitud del manchego Víctor Puerto, que nos dejó algunos detalles el pasado 15 de agosto en la plaza venteña y que venía de conseguir importantes triunfos en América. También esperábamos cual sería la actitud del madrileño Javier Cortés, al que le vimos muy buenas maneras de novillero en este coso y en su alternativa de Vistalegre. Un joven espada poderoso que le gusta obligar a los animales por abajo y al que se le veían muy buenas maneras.

Pero el triunfador de la tarde fue el catalán Serafín Marín que, ante la poca disposición de colaborar de sus oponentes, él nunca se ha aburrido en la cara de ellos, intentando sacar agua de un pozo sin fondo. Con sus dos toros expuso bastante, dándose arrimones y lo que más me gustó fueron los dos estoconazos con los que acabó con sus oponentes. En su primero estuvo voluntarioso intentándolo, ante un toro al que nadie le veía faena posible. No quiso tirar por la calle del medio y estuvo exponiendo. Se puede criticar si eran pases lucidos o no, pero el mérito estaba en estar delante de este toro y no aburrirse. Además lo mató de un estoconazo con el que la res cayó fulminada sin puntilla. Esta estocada le valió el salir a saludar al tercio. En el quinto debemos apuntar antes que nada un muy buen recibo capotero a la verónica, con el animal del hierro titular de Mari Carmen Camacho. Si estos lances los llega a dar un sevillano que todos conocemos, todavía lo vemos en todos los telediarios, pero estamos hablando de Serafín Marín.

El segundo sobrero fue un animal de 682 kilos, que llevaba dos años en corrales, un autentico buey, inmenso de hechuras, muy ofensivo por delante. El animal tuvo mucho peligro sobre todo por el pitón izquierdo. Y Serafín estuvo exponiendo con muchísimo valor. El peligro del toro estaba sobre todo por el pitón izquierdo y el diestro no rehuyó tampoco ese pitón y pesar de los dos sustos que recibió siguió en la pelea. Al igual que a su primero, lo mató de un estoconazo fulminante, que era realmente complicado por el auténtico tío que tenía delante, con dos tremendas velas, que hacia prácticamente invisible el morrillo de la res. Dio una vuelta al ruedo clamorosa, ovacionado por toda la plaza con unanimidad.

Abrió cartel el manchego Víctor Puerto. Me quedo con su comienzo de faena con su primero, acudiendo al toro con despaciosidad y con la muleta plegada y le dio un pase que se realiza mucho en tierras mexicanas. Luego quizás se puso un poco pesado, ya que sus toros no dieron grandes opciones y alargó un poco sus dos faenas. Con su primero dio un sainete con el verduguillo y con los aceros también estuvo muy mal.

Completó cartel el madrileño Javier Cortés al que, desde mi punto de vista, sus dos oponentes dieron nulas opciones y no pudo lucirse en ningún momento.

¡POR FAVOR, TAUDELTA, CUIDE EL ASPECTO GANADERO EN SUS FESTEJOS! ¡Y TRAIGA GANADERIAS DE GARANTIAS, NO DESECHOS DE TIENTA!

 

Comparte esta publicación

Te Recomendamos