Simón, menos cenas y más toros

Ampliar Portada

4 novillos de La Ventana del Puerto y 2  del Puerto de San Lorenzo (4º y 5º), desiguales de presentación, algunos de ellos excesivamente lavados de cara. De juego diferente, aunque en general faltos de casta, viniéndose pronto a menos en el juego ofrecido.


Alejandro Gardel silencio y palmas

David Salvador (nuevo en plaza) palmas y silencio

El Galo (nuevo en plaza) palmas y silencio


1º G. LVP - AG - 03/15 - Jabonoso II - negro listón chorreado - 510kg - 16

Lo dejaron muy crudo en varas, con dos leves puyazos. En los primeros tercios, estuvo muy abanto, yendo muy a su aire, llegando a la muleta  embistiendo pero sin terminar de emplearse del todo en sus arrancadas,  saliendo distraído con la cara a media altura queriéndose desentender de la pelea.

2º G. LVP - DS - 09/14 - Mitinero - negro bragado - 471kg - 93

Le dejaron un segundo puyazo muy defectuoso de colocación, en el último tercio acusó  el poco castigo recibido, ya que llegó con bastante violencia a la muleta. El animal tiraba feísimos derrotes, tocándole mucho el trapo al joven espada, lo que violentó bastante su comportamiento. Aparte de todo esto, mostró una falta total de casta, defendiéndose mucho.

3º G. LVP - EG - 01/15 - Jabonoso I - castaño oscuro liston bocidorado - 477kg - 81

Al salir del primer encuentro con los del castoreño, sufrió una fea voltereta que pudo mermar su comportamiento En la muleta, en las dos primeras series con la mano derecha, se arrancaba de largo galopando, con cierta alegría, pero  terminó aplomándose.

4º G. PSL - AG - 09/14 - Cardilisto - negro de capa - 510kg - 61

En los primeros tercios dio claros síntomas de tener poca fuerza, perdiendo en varias ocasiones las manos, aparte de dolerse en el tercio de banderillas. Con la muleta no se empleo en sus embestidas, quedándose corto en su recorrido y defendiéndose. El animal adoleció de falta de casta.

5º  G. PSL - DS - 10/14 - Caracorta - negro bragado - 489kg - 108

Dejaron al animal algo crudo en el tercio de varas, con dos leves puyazos. A la faena de muleta llego con bastantes teclas que tocar, ya que había que llevarlo siempre muy toreado y sometido por bajo, sino desbordaba y sorprendía al torero. Le engancho mucho la muleta y embestía con las manos por delante. 

6º G. LVP - EG - 09/14 - Lenguilarga - colorado ojo perdiz - 475kg - 101

En los dos encuentros con los del castoreño dio un gran juego, arrancándose de largo galopando. Lástima que en el primero el piquero se excediera en el castigo, provocándole que sangrara bastante, con lo cual el animal llegó al último tercio excesivamente agarrado al piso.

Cuadrillas: en el cuarto de la tarde, salió a saludar el banderillero Raúl Cervantes, después de dos grandes pares de banderillas.

Público: tarde bastante agradable en lo climatológico. Un tercio de plaza, con las andanadas cerradas por obras.


El empresario Simón Casas, está consiguiendo que acuda gran cantidad de público a estos festejos del mes de julio, registrándose gran número de familias con niños pequeños. Esto ilusiona bastante y hace crecer la esperanza, pero hay otras cosas que no terminan de convencer de este empresario. Se observa al público muy disperso y poco atento a lo que acontece en el ruedo, y los pasillos de los tendidos altos dan un aspecto  de “Feria de pueblo” con olor a fritanga y música a todo volumen, hecho que le resta a la plaza su condición de “Catedral del toreo”. En el último novillo, se escucho un grito muy acercado: ¡Simón, menos cenas y más toros!, reclamación que fue aplaudida por los aficionados y criticada por el resto del coso que venía en plan dominguero.

Una vez hecha esta primera reflexión, pasamos  a analizar lo acontecido en el ruedo, que dejo muy poco que llevarnos a la boca, sobre todo por la falta de casta de la mayoría de los novillos lidiados.

Abría cartel el novillero ya conocido en esta plaza, Alejandro Gardel. El primero de la tarde pasó desapercibido por el tercio de varas,  yendo muy a su aire en los primeros tercios. En la muleta Alejandro no dijo  mucho a los tendidos, ya que el animal transmitía muy poco. Solo en las dos primeras series con la mano derecho, saco algún muletazo aislado con templanza, pero siempre a media altura y colocado muy al hilo del pitón. Lo mató de un pinchazo y una estocada entera un poco baja de colocación, el novillo termino echándose en los terrenos de chiqueros.

El cuarto el animal dio algunos síntomas de poca fuerza en los primeros tercios, perdiendo las manos con facilidad. A la faena de muleta, llego con muy poco dentro, quedándose corto en su recorrido y tirando feos derrotes, terminó parándose muy pronto. El joven espada no supo poner lo que le faltaba a su oponente. Le propino diferentes series por ambos pitones, aunque la mayoría fueron lances sin ningún tipo de ligazón y continuidad. Tampoco se le podía bajar nunca la mano  ya que el animal claudicaba. Lo mató de un pinchazo y una estocada entera muy baja y desprendida de colocación.

David Salvador, hizo su presentación en este coso. Como ya hemos comentado, el segundo de la tarde, el animal acusó el poco castigo recibido en el caballo, llegando al último tercio con bastante violencia. David no lo terminó de dominar en ningún momento, en las muchas series que le propino por ambos pitones, dejándose enganchar mucho la franela en los feos derrotes que el novillo le ofrecía. Con los aceros no estuvo nada acertado, dejándole una estocada entera muy desprendida de colocación, desarmándole la muleta y precedida de dos pinchazos. El animal se echó arrojando gran cantidad de sangre por la boca.

En su segundo novillo se vio claramente que está muy verde faltándole bastante rodaje. La res exigía mucho más dominio y mando y el joven novillero no pudo proporcionárselo, por lo que en ocasiones llegó a desbordarle. A pesar de ello, remató con unas manoletinas, en las que en algunas de ellas pudo ser volteado. Acabó con su enemigo  de un pinchazo y una estocada casi entera tendida de colocación

Cerraba cartel el mexicano “El Galo”, que también hizo su presentación en Madrid. En su primero, calentó al público en banderillas. El tercer par lo clavó al  violín, de dentro afuera. En el último tercio, en las dos primeras series con la mano derecha y citándolo de largo, el novillo acudió galopando prestándose para el lucimiento, pero después de vino abajo. El novillero mexicano no lo terminó de ver claro y no lo aprovecho, sobre todo en las dos series iniciales. Acabó su actuación con varios gestos de cara a la galería, como lances de rodillas. Lo mató de un pinchazo y una media estocada un poco trasera y tendida de colocación.

Con el que cerraba plaza, estuvo digno, luciéndolo en el caballo, colocándolo de largo en ambos encuentros y dando un gran espectáculo. Después con los palitroques le dejo un tercer par muy sorprendente, clavando al sesgo desde la larga distancia y clavándole los garapullos en los medios del coso. Con la muleta, al igual que en su primero, no terminó de decir nada de interés, mostrando poco rodaje. Al final se puso pesado, acortando las distancias, pero la res ya estaba excesivamente agarrada a la arena. Lo mató de manera sorprendente tirándose sin muleta y dejándole una estocada entera trasera y muy desprendida de colocación, precedida de un pinchazo.


Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.


Puerto de San Lorenzo

Comparte esta publicación

Te Recomendamos