Tertulia con D. Tomás Rufo

Ampliar Portada

Invitado: D. Tomás Rufo. Novillero con picadores

Con el hombro derecho recién operado se enfrento Tomás Rufo a este mosaico de aficionados donde primó el agradecimiento al torero por haberles ilusionado la tarde del 27 de septiembre de la pasada temporada, al abrir La Puerta Grande de las Ventas con un toreo al natural donde mostró un clasicismo impropio de un novillero en el camino de la madurez. Pero no vayamos tan deprisa, letras hay para ir tecleando las sensaciones de aquella tarde tanto del torero como de los aficionados.

Primero fue nuestro presidente quién hizo una breve  presentación del invitado para dar paso a una minuciosa exposición de la carrera del novillero por parte del socio, Miguel Requis. El presidente manifestó que La Asociación ha apostado este año por la juventud, loando la labor de nuestro invitado, que dejó en el recuerdo de los aficionados un toreo clásico frente al impersonal que existe en el escalafón novilleril. Así de duro,  a la vez que triste está el panorama.

Tomás Rufo nació en Talavera de la Reino aunque se crió en el pueblo toledano de Pepino, allí y sin ningún antecedente taurino, comenzó su andadura con el toro, donde conoció al torero de plata, Miguel Martín que guió sus primeros pasos. Debutó sin caballos el 3 del junio de 2016, estoqueando reses de Fernando Peña, y lo hizo con caballos el 13 de mayo de 2018, en Talavera de la Reina, con utreros de la misma ganadería. En la temporada pasada apostó fuerte y aunque le recomendaron lo contrario, se presentó en Madrid con un ínfimo bagaje, lidiando novillos de José Cruz, dentro del certamen de novilladas nocturnas, proclamándose vencedor de la misma, permitiéndole entrar  en los carteles de Feria de Otoño de este año, con novillos de Fuente Ymbro, donde consiguió cortar una oreja a cada uno de su lote, y abrir  La Puerta Grande, hecho que no ocurría en una novillada desde que la abrió Roca Rey en  2015.

En su exposición comentó que de pequeño no sabía lo que quería, pero su familia tenía contactos con el torero de plata Miguel Martín y fue éste quien le abrió la puerta al juego del muchacho con el toro. Fue a partir de recibir un puntazo,  cuando decidió centrar su afición y pensar en llegar a ser torero. No fue fácil ni sencillo, pero tampoco imposible. Sus primeros pasos fueron guiados por Triviño, al cual sustituyó Carlos Callado, con el que estuvo hasta la temporada pasada. Se presentó en Madrid con solo cinco novilladas. Tanto Miguel Martín como Morenito de Aranda, a los cuales no dejó de alabar durante su participación. Le aconsejaron que su carrera estaría llena de responsabilidad desde el principio, hecho que le hizo reflexionar para aceptar su presentación en Madrid. Esta temporada la basó en las tres tardes que toreó en Las Ventas, donde suplió su falta de experiencia con voluntad, sin dejar de recibir alguna crítica, en plan afectuoso, como la de uno de los hermanos Lozano, que lo tildó de “loco”, por su valentía.    

Después llegaron las preguntas y con ellas el recordatorio del sorteo la tarde del 27, en la cual añadió el torero que fue Miguel Martín, quien sacó del “bombo” el lote que le correspondió. A la pregunta cuál es su concepto del toreo, afirmó que se considera un torero clásico siendo su referencia José Miguel Arroyo, Joselito, añadiendo que las copias no son buenas. Le gusta templar las embestidas de sus enemigos. Un aficionado de peso le recomendó que si llega a figura, ya tiene datos de cómo somos los aficionados, y que haga caso omiso a los que nos critican., preguntándole como vio el lote que le correspondió el día de La Puerta Grande. Respecto a las exigencias de los aficionados, lo considera fundamental para la fiesta, ya que sin ellos los toreros caerían en una desidia. Respecto al lote que le correspondió, el maestro Morenito de Aranda le apuntó que apostará por el primer  novillo, y fue lo que hizo, aunque se jugara la vida.   El segundo tuvo detalles que le gustaron y decidió jugársela toreando, sin olvidar la variedad.

Una aficionada muy joven le preguntó ¿cómo se sintió al abrir La Puerta Grande? A lo que respondió el torero que no fue consciente de la importancia del hecho y no hizo nada especial ya que al día siguiente toreaba. Respecto al dilema de salir por la Puerta Grande con dos orejas del mismo toro, respondió que había casos que eran orejas de peso y que considera justo el sistema actual. Le recuerdan su paso por la andanada del 5 de Las Ventas, apuntando que guarda un grato recuerdo de la hospitalidad de los aficionados de  aquella zona. En cuanto al mal llamado “novillo de Madrid”, respondió que los novillos en Madrid salen de acuerdo a la categoría de la plaza y las que ha matado en ella no le han parecido excesivos. Respecto a los encastes ¿qué tipo le gustaría torear? Este año ha toreado varios encastes y cree que la fiesta necesita la variedad y con ella la emoción, poniendo como ejemplo al torero Roca Rey. Su novillo ideal es el que permita el triunfo y que transmita la emoción del peligro. Sobre las ganaderías, le gustan Los Maños, La Quinta, Rehuelga, Fuente Ymbro, Alcurrucén y Jandilla. Tampoco le desagrada la del conde de Mayalde, y de las lidiadas en Madrid, le gustó la suavidad de los astados de José Cruz y los Núñez de los hermanos Lozano.. Respecto a tomar la alternativa, de momento no lo tiene previsto, lo más inmediato es que tiene el invierno por delante para ir forjando lo aprendido y sobre tomarla en Talavera en el aniversario de los 100 años de la muerte de Joselito, dijo tajantemente que no.

Respecto al apoderamiento comentó que tiene ofertas pero las está meditando. En cuanto a los tres apoderados que ha tenido, dijo estar muy agradecido  ya que con ellos se ha ido formando como torero y como persona. Para la próxima temporada apostilló que aún no tiene apoderado, lo que le condiciona para la contratación de festejos, y en cuanto a las cuadrillas le gusta llevar a los mejores señalando a Fernando Sánchez., Rafael González y Miguel Martín, ya que cobran lo mism, los buenos que los menos buenos. Le gustaría venir a Madrid en San Isidro, pero sin marcas en los carteles, tanto de compañeros como de ganado, pero con otra ganadería distinta a Fuente Ymbro. Lo que le exige al apoderado es que sea una persona que luche por el torero y mantenga una buena relación personal.  Otra pregunta que saltó al aire fue ¿qué le aportan las ganaderías duras a su proceso de aprendizaje? Respondió el torero que todas son importantes. Sobre sus preferencias, comentó que le gusta el toreo a la verónica de Morante y Morenito de Aranda. Un aficionado apostilló que en base a sus respuestas, es el torero que la afición espera.

Respecto a la crítica de su deficiente manejo del capote, expuso que es consciente de ello y que pondrá todo su interés en mejorar. Le gustaría recibir la alternativa de manos de José Miguel arrollo, Joselito, reiterando que aún es pronto para ello y menos para elegir ganado. El tercio que más le gusta es la muleta y la suerte de matar.

Se le pregunto a su mozo de espadas respecto al día a día del matador, comentando que tiene sus manías propias y las que va cogiendo de otroas personas. El día de La Puerta Grande después de la cena cada uno se marchó a su casa. Con el novillero Alejandro Mora ha compartido varias tardes y se encuentra muy a gusto con él, pero desea que cada uno apriete, de esa manera  tiene que esforzarse, ya que le gusta ganar la partida. En cuanto a quedarse  con un momento de su labor en Madrid, se quedaría con el final de faena de su primer novillo la tarde de La Puerta Grande, aunque el primero del Cortijillo le hizo sacar una versión de su toreo que los aficionados no conocían.  Esa tarde venía muy presionado por la experiencia de su compañero Rafael González. En cuanto al mano a mano de ese día, comentó que no le dieron otra opción, le llamaron el día anterior por la tarde anunciándole que el novillero francés de había caído del cartel.  Un joven aficionado le expuso que ha sido uno de los pocos novilleros que ha destacado esta temporada y que le exige mucho a los novillos, toreando por bajo y en redondo, y este tipo de toreo desgraciadamente no estamos acostumbrados a verlo. Deseándole que sus sueños se cumplan, a lo que añado: y nosotros lo veamos.

En cuanto a las escuelas taurinas, van perdiendo el romanticismo y considera que los alumnos no deberían usarlas como refugio. El estuvo un año y considera que es el tiempo ideal. Comentó el torero que no ha pagado nunca por torear, por eso ha toreado tan poco. Un alguacilillo de la plaza le dio las gracias por el aire fresco que ha aportado a la fiesta.  Otro de los presentes, arenero de la plaza, apostilló que es el torero que ha aportado aptitud y muchos matices con su toreo, teniendo un valor añadido ya que ha toreado muy poco. Bajo su criterio está llamado a conseguir altas cotas con una madurez fuera de lo común, ya que los trofeos en Madrid no se cortan por casualidad.

Lo dicho, que sus sueños se hagan realidad, torero, sería muy ventajoso para la fiesta.

Pepeíllo. Miembro de La Asociación el Toro de Madrid.


Presentación de Miguel Requis al novillero Tomás Rufo

Tomás Rufo Resino nació en Talavera de la Reina el 8 de Julio de 1.999, aunque de temprana edad se desplazó a la cercana localidad de Pepino donde reside en la actualidad.

Sin ningún antecedente taurino en la familia, lo más cercano a este mundo fue la carnicería de poseían su abuelo y su padre, comprando la carne de lidia de la zona.

Mucha culpa de su afición la tiene el torero de plata Miguel Martín, amigo de la familia, que fue el que le animó a ponerse por primera vez delante de una becerra, y más tarde, con 14 años se apuntara a la escuela taurina de Toledo en la que estuvo un año. Su primera actuación en público fue el 8 de septiembre de 2014 en Pepino, vistiéndose de luces con erales por primera vez el 3 de abril de 2016 en la plaza de Talavera de la Reina estoqueando reses de Pablo Mayoral. Este año hace el paseíllo en 31 ocasiones, triunfando en la final del Certamen de Promesas de Nuestra Tierra celebrado en Bargas, junto Aarón y Raúl de Tomas y con las cámaras de Castilla la Mancha dando fe de ello. También fue finalista del bolsín de Ciudad Rodrigo

La siguiente temporada de 2017 realiza 25 paseíllos sin caballos, siendo finalista en IV Certamen del Alfarero de Plata de Villaseca de la Sagra. Antes de su Debut con picadores el 13 de mayo de 2018 en la plaza de la Caprichosa de Talavera de la Reina y también con utreros de Fernando Peña, estuvo preparándose en el proyecto de Tauromaquias Integradas y tentando en casa de José Miguel Arroyo “Joselito”. Esa temporada suma en total 4 actuaciones, siendo en localidades cercanas como Malpartida de Plasencia, Cuerva y Segurilla, cortando un total de 8 orejas y 2 rabos.

Este año 2019 que se acaba, inicia la temporada estoqueando utreros de Antonio López Gibaja en Talavera el 19 de mayo y no teniendo ninguna actuación más, decide y digo decide ya que su apoderado Carlos Collado “el Niño de la Taurina”, conocedor de la exigencia de la plaza, y el poco bagaje en su haber no veía conveniente todavía, presentarse en Madrid el 18 de Julio en el ciclo de novilladas nocturnas Cénate las Ventas, estoqueando novillos de José Cruz elegidos para la ocasión. Esa noche vimos un novillero con predisposición, ganas y ambición que taparon las posibles carencias por su falta de rodaje. Al pasaportar a su primer oponente, sufrió una luxación de hombro derecho. Cortó una benévola oreja pedida por el público asistente y no protestada por el sector aficionado, circunstancia que le permitió acceder a la final del Certamen.

Esta final nocturna se celebró el 1 de agosto con reses de Lozano Hermanos y el Cortijillo y su compañero de Terna y rival para ganar el certamen cuyo premio consistía en entrar en los carteles de la Feria de Otoño, era Rafael Gonzalez. Novillero con cuatro temporadas con picadores y mucho más placeado. Tomás en vez de arrugarse, salió a por todas dejando la sensación de haber madurado mucho en tan pocos días. Imagino que de algo de culpa tendrán las horas de preparación y charla en casa del matador Jesús Martínez Barrios, más conocido por “Morenito de Aranda”. Esa noche supo estar a la altura y por encima de sus oponentes, planteando diferentes faenas en función de la condición del astado, desde el geniudo 2º, pasando por el boyante 4º, terminando con el mansurrón 6º y dando una sensación de conocimiento de los terrenos que me sorprendió. El resultado de su actuación fue vuelta al ruedo tras petición, oreja y ovación, proclamándose vencedor del festejo.

Hasta esperada cita de la Feria de Otoño, tuvo cuatro actuaciones más, teniendo que renunciar a algunas novilladas más por culpa de la lesión del hombro de que se ha operado recientemente. El 27 de septiembre quedará como uno de los días más importantes (actualmente debe de serlo), de la que esperemos sea una larga y exitosa trayectoria taurina.

Hizo cartel con El Rafi y Fernando Plaza, sorteando utreros de Fuente Ymbro, de nombres “soplón” y “hechizo”. Como la vez anterior, distintos planteamientos de faena en los que predominó la colocación, la distancia y el mando, consiguiendo derechazos y naturales profundos, de buen trazo siendo bien rematados con el de pecho o por bajo sometiendo al burel. El resultado fue oreja en cada toro y petición de la segunda de “Hechizo”, dando dos vueltas al ruedo. El trabajo ya estaba hecho y el objetivo de abrir la Puerta Grande que da a la Calle de Alcalá conseguido, circunstancia que no ocurría con un novillero desde el 19 de abril de 2015 a cargo de Andrés Roca Rey, hoy máximo exponente en el escalafón de matadores. De todo lo que se ha escrito de Tomás Rufo de ese día, me quedo con el epílogo de la crónica que escribió nuestra compañera Rosa Heras de la novillada, y que con su permiso paso a leer:

“Ya ni recuerdo cuanto hace que no veo a un novillero del que recordara su nombre, con ganas de volver a ver cómo me ocurre con Tomás Rufo. Hay que ponerle todos los peros del mundo, pero está aprendiendo y apunta maneras, pero hay que pulirlas. Se le ve con ganas de hacer las cosas bien. El capote quizás sea su punto más flojo, porque a la suerte suprema le tiene cogido el aire. Hay que seguir el paso a este toledano y que no tenga prisa en tomar la alternativa, que se haga. Se le ha visto con plaza, asentado…, muy en novillero, sin desestimar ningún quite. Hoy nos salió un novillero resultón, y eso refuerza mi afición”.

No extiendo más esta presentación y paso a cederle los trastos a Tomás para que con el mismo desparpajo con la palabra que con la muleta y el estoque, nos deleite este rato y salga a hombros por la puerta de este local llamado Puerta Grande.

Suerte y al micrófono

 

Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos