Tertulia con Diego Urdiales

Ampliar Portada

El local del restaurante Puerta Grande se llenó hasta la bandera a pesar de los tres días festivos con motivo de la festividad de la Virgen de La Almudena. La ocasión lo merecía ya que nuestro invitado, el MAESTRO Diego Urdiales con su presencia, hizo recordar a los presentes las emociones que brotaron de sus corazones el día 7 de octubre pasado, en la corrida que cerraba la Feria de Otoño. En la crónica que realizó nuestro presidente, destaco un pasaje que resume lo expuesto de los que tuvieron la suerte de presenciar la faena: “Fue emocionante e inolvidable ver como un torero manejando el pincel rojo llegó al corazón de los que ocupaban los tendidos. Gracias Urdiales”.

El toro se llamaba Hurón, de la ganadería de Fuente Ymbro. Aun hay aficionados experimentados en tardes de sopor y de duro asiento de piedra, que continúan  frotándose los ojos porque no  entienden como un pintor de brocha gorda pudo realizar un cuadro efímero, donde los trazos quedaron guardados a buen recaudo en las retinas de los presentes, cuando según las malas lenguas a punto estuvo de colgarse de nuevo de una brocha para intentar sobrevivir llenado de temple las paredes de las obras. Es la magia de esta profesión,  donde hoy un MAESTRO te hace llorar de emoción y al siguiente día, no encuentras sentido a tu afición.

Con esta tarjeta de visita se presentó el torero riojano a la cita con los aficionados, y posiblemente esperaban más de su exposición, pero como bien respondió Urdiales a una de las preguntas;. “yo hablo en el ruedo”.  Y esto fue lo que ocurrió en el toma y daca de las preguntas de los asistentes y las respuestas del MAESTRO, que dicho sea de paso, estuvo algo remiso en su faena durante la lidia de algunas de las contestaciones a los aficionados. Los presentes entendimos su postura ya que es una lucha fratricida enfrentarse a las empresas, pero por otro lado hay que tratar de airear los asuntos oscuros para que los aficionados calibren en su medida a estos empresarios, que  resguardados en la oscuridad de las cloacas y el silencio de la prensa, manejan a su antojo los hilos de la fiesta.

Todo se desarrolló después de una breve presentación de nuestro presidente, Roberto García Yuste y una exposición muy sustanciosa del novel socio, Alberto Palacios, que fue desgranando la vida profesional de nuestro invitado, intercalando entre las estadísticas, algún detalle de la historia personal del torero, exponiendo que su primer contacto con  una plaza tuvo su origen en un recado que le encargó su abuela y al pasar por el coso de toros de Arnedo, se le ocurrió entrar,  quedando cautivado por la magia de la fiesta y afortunadamente para el bien de la  TAUROMAQUIA. No puede ser más simple el hecho para un torero cuya interpretación de este noble arte no sale de la pureza, definiéndose  que no sabe interpretar otro toreo que el que dicta su sentimiento, añadiendo que hay días que no encuentra la motivación para crear ese momento efímero que hace aflorar las emociones de los aficionados.

Fue en el año 2014 la primera vez que consiguió transmitir su arte manejando la franela con una pureza que llamó la atención dentro del mundillo taurino, dado que muchos de los matadores-figuras son impostores de la verdad exigida por el aficionado. A continuación vino un bache, donde los despachos y el público orejero se olvidaron de él y de su manera de interpretar el toreo, hecho que duró hasta entrado el año 2018. Este maleficio se rompió cuando en la arena negra del coso de Vista alegre, de Bilbao, se cruzó con Tonadillo y Gaiterito, de  Alcurrucén, astados que aparcaron un instante la vulgaridad del toreo impostor, 2.0.

A pesar del sentimiento generado sobre los corazones de los aficionados que presenciaron estas obras de arte, el torero riojano no quiso desplegar el capote de la verdad sobre las preguntas que vertieron los aficionados, y como dije fue un toma y daca de un interés por parte de los presentes por conocer la verdad sobre la  situación del torero que nadie ha entendido y que los que preguntaban lo hacía con el único propósito de desvelar las corruptelas que creen que existen en los despachos de los gerentes, donde reciben un mal trato los toreros que torean, ocurriendo lo contrario con los que practican lo contrario. Pero hay que tener claro que esto es un negocio y como tal, tiene que dar unos resultados sustanciosos  para los que gestionan los espectáculos, donde el aficionado es un mero espectador de los hechos fraudulentos.

No hubo ninguna duda que sus palabras estuvieron continuamente desprendiendo humanidad, a la vez que llevaba una componente de responsabilidad y de recelo, añadiendo que lleva 10 años cortando trofeos y las empresas no han estado a la altura de las circunstancias, castigándole por cometer el error de torear. El presidente de nuestra Asociación comento. “Gracias por torear, MAESTRO”. Fue una frase que debió calar en el torero,  añadiendo en su exposición que antes de acudir a la tertulia estuvo paseando por los alrededores de la plaza de Las Ventas, parándose a contemplar La Puerta Grande, ya que el día de su salida a hombros no pudo disfrutar del momento de esplendor que le proporcionó la verdad de su toreo, gracias a Hurón y a la fuerza de su corazón y de su alma, hecho que le permitió disfrutar únicamente de la vibración de ese público que llegó a emocionar. “Que tendrá este plaza que todo aquel que acude a ella queda marcado para siempre”. Se le criticó que le cuesta ligar las series, defendiéndose el matador que prefiere un buen muletazo que una tanda vulgar. Elogió el toreo con el capote, siendo esta suerte la que más le llena.

Sobre el proyecto que financia en su localidad natal, Arnedo relacionado con la cultura y la tauromaquia, comentó que se sentía muy satisfecho ya que a través de él ha  recibido la gratitud de muchos padres por conseguir con sus hijos lo que no habían podido ellos, destacando que el fin es formarlos en los valores fundamentales de las personas. Añadió que un día de corrida permite que los niños le acompañen durante todo el día hasta la hora del espectáculo,  estando con ellos durante la liturgia que acompaña al torero durante  esas horas

Respecto a los bulos de su posible ruptura con su apoderado, Villalpando, expuso que eran solo habladurías y sobre su ausencia en la última feria de San Isidro se debió a que el ofrecimiento que le hizo la empresa no estuvo a la altura de sus circunstancias como torero. Sobre su contratación en la próxima feria de San Isidro no hay nada cerrado, añadiendo que las empresas están mostrando interés para su contratación la próxima temporada. Próximamente marchará a México para cumplir unos compromisos. Dentro de este interés empresarial       quisieron contratarlo en Lima, pero no hubo acuerdo. Se comentó en la tertulia una noticia aparecida en los medios de comunicación, sobre una sustitución de Paco Ureña, añadiendo el torero que sobre este hecho se vertieron informaciones muy crueles. Dicho queda.  Sobre preguntas alabando su toreo y el que realizan algunos de las figuras, contestó el matador que ese era su camino, sin importarles lo que hagan los demás.

Un asistente definió al torero riojano de la siguiente manera: “Para torear tan puro es necesario ser puro como persona”. Aquí queda la frase.  Sobre la ruptura con la FIT el año pasado, comentó que en la vida hay que tomar decisiones y esa fue una. El defiende la tauromaquia con su toreo, pero considera muy triste estar sin torear. No quiso aclarar más al respecto. Sobre el número de corridas toreadas, añadió que toma las decisiones  en cada momento eligiendo la más adecuada y aunque toree poco, lo hará cuando se den las condiciones oportunas. En cuanto a la reducción del ruedo de Las Ventas y la desaparición de la pendiente, le parecieron  buenas medidas. En cuanto a la reducción considera que existe mucho espacio y el viento es un problema, respecto a la pendiente era más complicado torear de capote, ya que el toro se vence en el embroque. Respecto al sorteo de la Feria de Otoño, le pareció bien, pero para San Isidro, añadió, que puede ser muy complicado. Otra de las preguntas fue en cuanto al número de corridas toreadas, exponiendo el ponente que la forma de interpretar su toreo no le interesa un número excesivo, y como nunca ha toreado 40 o 50 festejos no podía responder, lo que si consideró fue que torear es un arte que  está reñido con las estadísticas.

Sobre su ganado preferido, respondió que era una pregunta muy complicada, añadiendo que considera fundamental en los toros la calidad y el temperamento y que todos los ganaderos buscaban en sus ganaderías la piedra filosofal, pero que la mayoría no la habían conseguido. Destacó el encaste Núñez pero que lo de Victorino era más costoso en la lidia. Un interlocutor expuso que nuestro invitado no había hecho ascos a ningún encaste, desligándose con ello de las figuras,  contestando el matador que ha hecho lo que ha considerado que debía hacer.  Se mantuvo un pulso entre los presentes y el  torero en cuanto al peso del toro, considerando éste que los animales con 600 kg les costaba embestir. Era su opinión, aunque fue rebatida por los que opinaron con datos, lo contrario.

En cuanto a la pregunta de la posible elección del ganado en la próxima feria de San Isidro, no quiso polemizar sobre ello, añadiendo que no está en condiciones de elegir corridas. Sobre su toro soñado, comentó que soñó en una ocasión que estaba anunciado en la plaza antigua de Arnedo y que llegaba tarde a la corrida. Sobre la elección del mejor toro de su carrera, lo consideró complicado ya que cada animal es distinto. Sobre el toro Hurón dijo que en los primeros tercios no se definió, pero nunca pensó que cambiara de la manera que lo hizo.

Respecto a su comportamiento en determinadas tardes, se defendió el torero que cada día era distinto y que el arte no es un oficio, añadiendo que tiene dos hernias discales y en el 2016 hizo un esfuerzo algunas tardes, consiguiendo con ello decepcionar a los espectadores. En este apasionante intercambio de opiniones entre un torero abanderado de la pureza y unos aficionados que volvieron a emocionarse con el recuerdo de la tarde de los Fuente Ymbro, dimos por finaliza la tertulia

Gracias, MAESTRO.

Pepeíllo. Miembro de La Asociación el Toro de Madrid.


Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.


Comparte esta publicación

Te Recomendamos