Tertulia con José Magán Alonso, presidente de Las Ventas

Ampliar Portada

Con seriedad se presentó D. José Magán Alonso en la cuarta tertulia y última de este año, de La Asociación el Toro de Madrid. En el ambiente noté algo de frialdad inicial, la tarde también era fría y lluviosa como preludio a una tertulia donde las nubes anularon la claridad de algunas respuestas, posiblemente porque nuestro invitado no las tenía, pero  a pesar de ello se echó en falta una lidia verbal cargando la suerte, pero desgraciada- mente nuestro invitado prefirió lidiar con ciertas ventajas a la hora de exponer sus criterios, pero no debe olvidar nunca que la defensa de la integridad de la fiesta es en gran medida responsabilidad de quienes las presiden.

De nuevo fue nuestro presidente, Roberto García Yuste, quien abrió el cartel como moderador, agradeciendo la visita, tanto de nuestro invitado como de Trinidad López-Pastor, presente en la tertulia y activo en los quites cuando tuvo que aportar algo de su sapiencia  adquirida a través de quince años ejerciendo como presidente, eso sí, con sus luces y sus sombras como todos los que acudimos a nuestra plaza, añadiendo que  los baluartes fundamentales de los presidentes y de los aficionados es defender la fiesta, añadiendo que el palco debe ser ocupado por una autoridad.

Después fue nuestro socio e incansable colaborador, David Castuera, quien se encargó de los datos estadísticos de nuestro invitado, haciendo también eco de la brevedad ya que barruntaba, y así fue, que los presentes tendrían muchas cuestiones para nuestro invitado y que el tiempo iría en contra de estos objetivos. Fue tajante en su presentación, comentando que la plaza de toros de Las Ventas era el espejo de la fiesta y que como tal debía ser tratada con mucha rigurosidad como ejemplo de los demás cosos, tratando de evitar que estos sean un reducto de autoridades sin el menor sentido de la responsabilidad. Continuó exponiendo que nuestro invitado ha estado como delegado gubernativo con varios presidentes, hasta que en el 2018, dio el salto al palco presidencial, debutando el 4 de abril de 2018, con una novillada de Fuente Ymbro. Sus decisiones no han presentado problemas, pero las de algunos de sus compañeros si, poniendo como ejemplo, la lidia de un toro de Victorino Martín con una cornada en los ijares y la vuelta al ruedo de otro con evidentes discrepancias de los aficionados..

Cuando tomó la palabra el presidente expuso que estuvo 13 años como delegado gubernativo y que debido a su afición y ser funcionario del CSP, le ha permitido ocupar el cargo de presidente de Las Ventas, definiéndolo como muy complejo, siendo fundamentales los reconocimientos, lo demás es mucho más fácil de controlar.

En el turno de preguntas el primero que salió a la arena fue nuestro presidente, solicitándole al invitado una valoración de lo bueno y de lo malo desde que ocupa el palco. Respondió que excepto el día de la corrida de Pedraza de Yeltes, en la última feria de San Isidro, en la cual denegó un trofeo a Fortes, todo ha transcurrido con normalidad, otro asunto es lo que los toros llevan dentro, ya que de eso depende el juego que den, también destacó la novillada del conde de Mayalde, que vino con trapío,  2 toros de José Escolar y el último festejo lidiado de Fuente Ymbro, gustándole mucho el tercero de la tarde, de nombre Laminado, lidiado por David Mora, considerando que el público estuvo muy exigente con él. Sobre la publicación de las actas de los reconocimientos y sobre la transparencia en general de los entresijos de la fiesta, reconoció que nunca se ha sentido presionado y que se informa a la empresa, apoderados y a los representantes de los toreros el resultado de los reconocimientos, y estos últimos exponen sus preferencias sobre los toros a elegir. Sobre la transparencia comentó que se levantan actas de los reconocimientos y sus anomalías,  y por su parte no tiene inconveniente en publicarlas, existiendo para ello una página WEB donde se informa de las irregularidades que pudieran existir.  Respecto a los picadores suele criticar sus actuaciones, mencionando uno de los toros de Saltillo que el picador lo dejó para el arrastre. Añadió que los protocolos del reconocimiento son iguales para todos los presidentes, lo que ocurre es que cada uno aplica su criterio.

En la siguiente pregunta, Faustino expuso que Ricardo Gallardo es un ganadero serio añadiendo por qué los presidentes regalan trofeos matando en los bajos, ya que no hay peor daño para el animal porque mueren por asfixia. Respondió el presidente que este año Emilio de Justo ha cortado orejas con estocadas en la cruz, existiendo otros casos que el público las pide y hay que tomar decisiones. Otro contertulio le recordó al presidente la negación del trofeo a Fortes, hecho que reconoció nuestro invitado, añadiendo que se polemiza demasiado sobre determinadas decisiones.

Otro aficionado presente le indicó que se le exige que sea riguroso para frenar el triunfalismo emergente. Contestó nuestro invitado que se analizan más las decisiones buscando que los aficionados salgan contentos de la plaza. ¿Sería partidario de la salida por la Puerta Grande con dos orejas?  No dudó en responder que estaba de acuerdo con este sistema. En cuanto al que sea un aficionado el que presida los festejos, sería complicado, pero podía ocupar el cargo de asesor, ya que los actuales los impone la empresa. Añadió el ponente que hay aficionados que conocen la fiesta, pero el cargo de asesor no es responsabilidad de los presidentes. Respecto a los asesores actuales se le preguntó por cual se decantaba, pregunta que quedó sin respuesta. Sobre este tema, D. Trinidad López-Pastor, añadió que a los asesores les pagan la empresa y los presidentes no pueden elegirlos, añadiendo su agradecimiento a La Asociación por su defensa en  favor de la integridad de la fiesta y que le queda un año como presidente. Sobre la aptitud de la autoridad, recordó una frase del torero salmantino, Santiago Martín, El Viti, el cual dijo: Cuando la autoridad desaparezca del palco la fiesta desaparece, Aserto muy oportuno dados los tiempos que vive la Tauromaquia. Sobre la aptitud de algunos presidentes, un contertulio expuso que había comprobado que algunos de ellos se dormían en el palco. El presidente de La Asociación en su función de moderador, tuvo que poner orden en cuanto a la prioridad de las preguntas, ya que un señor no podía monopolizar la tertulia.

Respecto a los picadores se comentó que los presidentes en Francia les recomiendan que traten de lucir el tercio. Planteándole a nuestro invitado  si este método se podía hacer en España. En Villaseca de la Sagra lo hacen. Expuso el presidente que en Las Ventas el delegado gubernativo habla con los picadores pero después estos hacen lo que les indican sus matadores, añadiendo que la culpa es de estos, aportando que había que mentalizar a los toreros con el fin de revitalizar esta suerte. También en esta suerte interviene otro factor, si el toro no se emplea no lo pueden picar. Se le preguntó al presidente con qué frecuencia se pesan los caballos de picar, a lo que respondió que lo hacen a principio de temporada y en la feria de San Isidro. En su opinión añadió que este tema está controlado, pero su respuesta fue muy vaga en contenido. Se le recriminó también que cambian el primer tercio muy rápido y en muchas ocasiones no da tiempo ni a parar el toro de salida, ni al toreo intentar lucirse de capa. El suele dar un tiempo prudencial antes de cambiar el tercio. Nada más, con esto zanjó el problema. En cuanto a la devolución del toro Opaco, de la ganadería de Las Ramblas, el 14 de mayo de 2018 por su condición de manso, respondió que no conocía lo que en ese momento pasó por la cabeza de su compañero. Tampoco quiso dar su opinión ni como aficionado y ni como presidente. Sobre la aptitud de los mulilleros expuso un aficionado que es una vergüenza, añadiendo el presidente que están todos en connivencia. Tampoco ofreció su disposición a solucionar el problema como autoridad.

Un contertulio le expuso que no se expresan durante el festejo como lo hacen los toreros y los ganaderos, respondiendo el Sr. Magán que no le parece bien que manifiesten su opinión, expresando a continuación que cuando se anuncian las figuras los toros vienen con menos trapío y que la prensa siempre barre para casa y sobre el trapío de los toros, las figuras, siempre torean las mismas ganaderías, poniendo como ejemplo a Morante, que no viene a Madrid por la exigencia de la plaza. Respecto a los indultos y los premios concedidos al torero, comentó que no le parecía bien ya que no se completaba la faena con la suerte suprema. Salió a la arena las funciones del delegado del callejón, para lo cual se le preguntó si estos informaban al palco de las anomalías ocurridas en la plaza. Respondió que este año solo ha emitido una sanción. A continuación hubo algunas quejas de los presentes sobre la aptitud de los monosabios y picadores, produciéndose actos vergonzosos de estos cuando reciben las críticas de los aficionados. En esta respuesta no anduvieron finos, tanto un delegado de su equipo como el presidente, eludiendo  el problema exponiendo que los aficionados hicieran una denuncia sobre estos actos obscenos hacía los espectadores, añadiendo que en casos de sanción ellos pierden el rastro de ella.

Sobre el prestigio de la plaza explicó el invitado que tratan de mantenerlo, sobre todo en verano que es cuando más acompañantes acuden con los toreros. Sobre la devolución de los toros en tardes de figuras, añadió, que estos traen preparadas las corridas y los sobreros, por si existen devoluciones y si no se producen, al día siguiente se los llevan. Aquí si fue claro nuestro invitado. Respecto a las acciones de los guardas de seguridad de la plaza, comentó que tenían potestad para actuar en caso de necesidad, informando posteriormente a las autoridades para tramitar el expediente, hecho que suele tardar entre 5 o 6 meses en la resolución. Sobre las devoluciones de los toros un aficionado expuso que los presidentes no eran exigentes, añadiendo nuestro invitado que en muchos casos eran los propios toreros con su lidia los que obligan a su devolución. Esa no era la respuesta adecuada a la pregunta, añadimos nosotros.

Poco a poco el presidente Magán fue lidiando como pudo las preguntas de los aficionados, creando un clima de desasosiego ya que muchas de ellas quedaron sin respuesta, o mejor dicho, en varias de ellas nuestro invitado no cogió el toro por los cuernos, y si era necesario señalar a quienes se oponen a que estos espectáculos dejen de ser fraudulentos y no lo hacen,  el sistema de autoridad impuesto no sirve, ya que tiene una gran componente de corporativismo. En esta ocasión los aficionados quedaron señalados con un halo de culpabilidad sobre el estado de la fiesta, tachándonos de protagonistas. Nosotros, como aficionados, solo podemos añadir nuestro criterio a través de la protesta en la plaza, pero no para que forme parte de los espectáculos lamentables que ofrecen los empresarios, sino para que la autoridad tome nota y trate de mejorar en lo posible en base a las denuncias de los aficionados. Sabemos que somos la oveja negra de los tendidos, y lo entendemos, D. José, pero nadie nos puede criticar que vamos en contra de la fiesta, y como dijo el Sr. Trinidad al final de la tertulia, para él todos los tendidos son iguales, pero hace falta la crítica. Por este motivo le expusimos que nuestra intención era solicitar la sustitución del Sr. Gonzalo de Villa Parro, ya que con sus decisiones está perjudico a la fiesta.

Independientemente de las diferencias que quedaron latentes entre los aficionados y nuestro invitado, no queremos dejar en el tintero nuestro agradecimiento,

Gracias, PRESIDENTE

Pepeíllo. Miembro de La Asociación el Toro de Madrid.

Comparte esta publicación

Te Recomendamos