Tertulia con Sixto Naranjo y "Chapu" Apaolaza

Ampliar Portada

Fáciles en el manejo de la palabra como su profesión exige y llevados por su punto de vista en cuanto a la situación de la fiesta de los toros, se presentaron los periodistas, Sixto Naranjo y Chapu Apaolaza ante un grupo de aficionados, que en mi opinión, dejaron con sus exposiciones un sabor agridulce en las esperanzas que cada uno tendría puestas en ellos, ya que tienen en su poder la libertad y la fuerza de la juventud y unos medios para tratar de marcar un camino que quede impreso en el sector empresarial y en los toreros para el bien de la fiesta. Los aficionados desde los tendidos nos sentiríamos muy orgullosos y sería un acicate para continuar luchando por una integridad que falta le hace.

Fue nuestro presidente, Roberto García Yuste, el que abrió el cartel de la tarde-noche, agradeciendo a los aficionados su asistencia que de nuevo llenaron la sala, y resaltando que en cada tertulia se aprecia un aumento de jóvenes que acuden a la llamada donde se habla de toros. Son los nuevos “espadas de los tendidos”. Destacó también que los premios que otorga nuestra Asociación decayeran en ganaderías lidiadas fuera de la feria, ganadería de Montalvo y el toro premiado de correspondiente a Valdellán, haciendo con ello una defensa implícita sobre la plaza de toros y su condición de temporada. Denunció la poca defensa que hace la prensa, tanto de nuestras exigencias y de su independencia. Sobre nuestros invitados destacó la labor que están llevando a cabo, Sixto Naranjo en La Cope con el programa El albero y Chapu Apaolaza en Onda Cero y otros medios de comunicación y en particular el respeto que dedican a los aficionados y a su relación con el mundo del toro.

A continuación dio la alternativa a nuestra socia, Rebeca Fuentes, en su condición de presentadora de los invitados, ofreciendo a los presentes una pormenorizada información sobre su vida relacionada con la fiesta, tanto a nivel de aficionados como profesional. Después fueron ellos los que aportaron parte de sus vivencias, desconocidas para la mayoría de los asistentes. Chapu Apaolaza comenzó diciendo que fue su padre quién lo inició en los ambientes taurinos acompañándole en los encierros de Pamplona. En la actualidad está también relacionado con la Fundación del Toro de Lidia.

Por su parte, Sixto Naranjo comentó que su afición nació en su casa, ya que su familia estuvo relacionada con el negocio de la carne de vacuno incluida la del toro de lidia. En Sanchidrian, Ávila, recuerda muchas vivencias relacionadas con la fiesta. En cuanto a su profesión no pensaba dedicarse a la información taurina, pero se cruzó en su camino el portal burladero.com y en él comenzó a desarrollarla. Rafael Cabrera fue su valedor. Aprovechando las nuevas tecnologías consiguió que la cadena COPE le reservara un espacio para la información taurina. En el 2018 comenzó las retransmisiones de corridas en Telemadrid, destacando la colaboración de José Luis Palomar. Apostilló que el mundo de los toros continúa en crisis debido a su estancamiento ya que no ha sabido adaptarse a la sociedad actual, destacando a la Fundación del Toro de Lidia y criticando a las empresas que no ha sabido devolver la ilusión a los espectadores. La fiesta necesita emoción y esta solo puede darla la casta del toro, indicando que a los aficionados se les maltrata y a pesar de que falta mucho por reivindicar, los aficionados deben adaptarse a la fiesta.

Por su parte Chapu Apaolaza nació en una familia de aficionados al mundo de los toros, su padre fue ingeniero pero ejerció como crítico taurino, y parte de sus vacaciones las pasaba en patios de cuadrillas de distintas plazas del entorno donde vivían. Esta fue su herencia. El urbanismo demolió la plaza de toros de San Sebastián el mismo año en que nació. Estudió primero farmacia, comenzando a escribir artículos bajo petición. Después se hizo periodista Aunque estuviera en San Sebastián, su referencia taurina era Madrid. Para él era la verdad de la fiesta. Los valores que le ofrecía el mundo de los toros le sirvió para entender muchos de los hechos que ocurrían en el mundo. En Vocento trabajó realizando reportajes.

En el año 2016 fue fichado por el Canal Toros, con el fin de relacionar el mundo taurino con otras artes. Al principio no le gustó la idea pero al final aceptó la aventura. Cuando la empresa le dio otro rumbo al Canal Toros, el abandonó el proyecto, regresando al periodismo generalista. En la radio comenzó en el programa Más de uno, de Onda Cero. Un comentario inoportuno sobre el Toro de la Vega, le hizo reflexionar, sobre este hecho, no midiendo sus propios perjuicios A partir de aquí, comenzó una profunda reflexión para el desarrollo de su trabajo con más precisión. Borja Cardenal lo incorporó a la Fundación del Toro de Lidia, para el desarrollo del humanismo, libertad y censura en la fiesta de los toros. En su colaboración en Telemadrid, vive una primavera de aficionado.

En el apartado de preguntas y respuestas, fue el presidente quien abrió el tercio preguntando a nuestros invitados si creía que faltaba crítica. Naranjo cree que hay crítica pero esta debe ser coincidente. Ellos denunciaron el afeitado del toro de Miura, añadiendo que en sus crónicas defiende al que paga su entrada. Por su parte Apaolaza resaltó la diferencia entre el periodista y el crítico taurino. O estás con los aficionados, o no. Los taurinos no respetan la línea de su opinión y lo que escriben los periodistas, añadiendo que a su padre le llegaron a amenazar los que no estaban de acuerdo con sus críticas. Hay que diferenciar si quieres que exista información o desean que los periodistas sean relaciones públicas de los empresarios. Por su parte Naranjo apuntó que la relación del sector empresarial con los medios de comunicación es complicada. Lo es debido a que aquellos no admiten la crítica, añadimos nosotros. Señalan a los toreros, El Juli y Perera como componentes del sector inconsistente, manipulando la verdad, después el sector empresarial se queja que no dan información de la fiesta. Es el pez que se muerde la cola. Las empresas exigen que los periodistas escriban al dictado de sus opiniones, y gran parte de los periodistas comen del pesebre del sector empresarial. Esto es tan antiguo como la orilla del rio. Es nuestra opinión.

Un aficionado de peso mostró su opinión diciendo que somos el único bastión de la afición, señalando a Matilla como un empresario nefasto para la tauromaquia, quemando a toda la Castilla y León taurina, a favor de sus intereses, y sin embargo nadie ha encontrado el antídoto para extirpar este cáncer que padece la fiesta. En este punto se comentó el caso de Manzanares con este empresario, que al parecer le paga al torero a año vencido, a lo cual nuestros invitados expusieron que ese problema lo tenía que denunciar el torero, nosotros opinamos que la denuncia debió salir en la prensa, siendo este un signo más de la podredumbre de los despachos del sector empresarial. Sobre este problema y otros, añadió Naranjo que no hay castigo al fraude. Sobre Salamanca recordó el lema, Arte, Saber y toros, añadiendo la contradicción que en su plaza no se celebra ninguna novillada. Es un sector totalmente desestructurado.

Continuaron las preguntas y las respuestas, de las cuales destacaron, las de un aficionado que dijo que desde que están ellos en le periodismo no se considera un extraterrestre, alabando el libro de título, “7 de Julio”, escrito por Chapu Apaolaza. En cuanto a las corridas de toros ofrecidas por Telemadrid, Sixto Naranjo aportó que el proyecto es ir a las plazas emblemáticas de la Comunidad de Madrid, sin olvidar que en mayo hay elecciones. Otra de las preguntas fue que la prensa no se atreve a hablar del sistema empresarial y la corrupción. En este tema respondió Naranjo que ellos criticaron la labor de Matilla, pero al parecer el público que acude a las plazas mira para otro lado ante el evidente fraude y es difícil defender esto, aportando también que es el tejido empresarial quien debe modificar la fiesta y mirar las bases de lo que ofrece junto a los toreros. Esperar este hecho de las empresas junto a los toreros es hoy una utopía, pero los medios de comunicación deberían ser fieles al público y airear todo lo que ocurre dentro de la fiesta, todo lo demás es dar la espalda a la realidad, opinamos nosotros. Chapu Apaolaza comentó que ellos no son jueces y sus análisis deben ajustarse al respeto. ¿Al respeto de quien, nos preguntamos?

Un aficionado con una pregunta pone en duda la efectividad de La Fundación del Toro de Lidia. Chapu Apaolaza utilizó para su explicación una metáfora muy ilustrativa pero, a nuestra opinión, tan ineficaz como lo son muchos medios de comunicación para denunciar el fraude de la fiesta. La Fundación necesita recursos para llevar a cabo sus funciones, expuso a continuación, pero también está formada por un conjunto de intereses muy dispares. Un aficionado reclama a los invitados menos comentarios en las retransmisiones de las corridas. Sixto Naranjo comentó que tomaba nota de la recomendación.

En cuanto a los cambios que se han producido en televisión en cuanto a los toros, comentaron que ha bastado que un partido político apueste por la retransmisión de estos espectáculos y si esa apuesta da votos, las distintas aristas que hoy manejan los demás partidos tendrán que converger en un punto, y esperamos que sea el que favorezca a la fiesta, aunque con ello busquen los votos de los ciudadanos. En cuanto a la relación empresarios periodistas, un aficionado expuso que los profesionales no respeta a los periodista, apostillando que son los periodistas los que no se han hecho respetar.

Pasadas eran las diez de la noche y nadie se daba por enterado, fue el presidente el que con breves palabras dio por finalizado este apasionante debate, donde los aficionados creemos que sin revolución no hay cambios, y estos dependen en gran medida de la aptitud de la prensa. Los aficionados continuamos aquí, esperándolos con impaciencia y con la única arma a nuestra disposición: acudir a las plazas de toros, donde esperamos que llegue un día que el toro no sea manipulado, que los toreros sean conscientes de los riesgos de su profesión y que los empresarios no jueguen con nuestros sentimientos, ni con lo se visten de luces.

De momento nuestros sentimientos van encaminados a agradecer a estos jóvenes periodistas su presencia en nuestra tertulia.

Pepeíllo. Miembro de La Asociación el Toro de Madrid.


Haga clic encima de cada imagen para poder ampliarla.


Comparte esta publicación

Te Recomendamos